Migrantes en huelga de hambre en centro de detención son trasladados a prisiones

Los inmigrantes declararon la huelga debido a las precarias condiciones en el centro y su temor al contagio de la covid-19.

 Dos de seis inmigrantes en huelga de hambre en el centro de detención de Bergen, en Nueva Jersey, serán transferidos a otra prisión en Nueva York.
Dos de seis inmigrantes en huelga de hambre en el centro de detención de Bergen, en Nueva Jersey, serán transferidos a otra prisión en Nueva York.

Nueva York.

Dos de seis inmigrantes en huelga de hambre en el centro de detención de Bergen, en Nueva Jersey, serán transferidos a otra prisión en Nueva York, en una nueva escalada de represalias contra el grupo, denunciaron activistas.

Uno de los que será transferido a una prisión federal en Batavia, en la ciudad de Buffalo (de Nueva York) y situada 343 millas al norte, no ha probado alimentos tras 26 días de haber comenzado la huelga, ha perdido más de 40 libras, según un comunicado conjunto de varias organizaciones que ha sido publicado en Twitter.

El traslado de los inmigrantes se une a otros actos de represalia contra el grupo que incluyen negarles agua, cuidado médico -algunos tienen condiciones preexistentes- calefacción y bloquear las ventanas de su celda, entre otros, señalan las organizaciones.

Los inmigrantes declararon la huelga debido a las precarias condiciones en el centro y su temor al contagio de la covid-19.



Han pedido al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que les libere con un grillete electrónico para poder reunirse nuevamente con sus familiares, un reclamo que, dijeron, no ha sido escuchado.

Los inmigrantes denunciaron en una carta que fue publicada recientemente en Twitter de que se les ha amenazado con amarrarlos a una cama para suministrarles alimentos.

También de que se les habría dicho que recogieran sus pertenencias por lo que llegaron a pensar que se les dejaría ir a sus hogares, aunque en realidad se les llevó a unas celdas más viejas.

Aseguraron en la carta que ante la difícil situación que afrontan continuarán la huelga hasta que se les libere o mueran.



De acuerdo con la denuncia hecha hoy, las condiciones en el centro de detención continúan deteriorándose y se suma ahora la presencia de ratas. "Los suministros de limpieza son escasos e ineficaces", asegura el comunicado.

Indica además que abogados y activistas están preocupados por el traslado de los inmigrantes a Bataria, ya que esta cárcel fue el centro de un brote de la covid-19.

De acuerdo con la activista Thria Bernabe, del grupo Black Liberation de Ridgewood, en Nueva Jersey, el traslado de gente en huelga de hambre es "alarmante" ya que considera que ICE busca obtener en esa jurisdicción una orden de una corte federal para obligar a alimentar a quienes usan su derecho a la libre expresión.

"Seguiremos vigilando el traslado de la gente en huelga de hambre que sea transferida y una vez más, exigimos su inmediata liberación", indicó.

La Prensa