Juez frena deportación de niña hondureña que está en albergue de Nueva York

El padre de Jenny murió, tras lo cual dejó el país centroamericano con su madre y hermana, que fue secuestrada .

Una migrante hondureña acompañada de una niña llora después de que miembros de la policía retuvieran la caravana para devolver a decenas de migrantes haca la frontera con Honduras. EFE
Una migrante hondureña acompañada de una niña llora después de que miembros de la policía retuvieran la caravana para devolver a decenas de migrantes haca la frontera con Honduras. EFE

Nueva York, Estados Unidos

La orden de un juez federal detuvo el intento del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de deportar en medio de la pandemia del coronavirus a Jenny, una niña hondureña de 14 años que está en un refugio de Nueva York y que no cuenta con nadie que cuide de ella en su país.

El pasado lunes agentes del ICE, que desde el pasado abril han estado cumpliendo con órdenes de deportación de niños, se presentaron en el albergue donde está Jenny (un nombre ficticio para su protección) llevando ya con ellos una etiqueta para el equipaje de la niña, quien se negó a hablar con ellos sin la presencia de sus abogados, según publica este jueves el periódico digital Documented.

Indica además que el padre de Jenny murió, tras lo cual dejó el país centroamericano con su madre y hermana, que fue secuestrada .

Su madre está en México, con quien estuvo la menor como parte del programa Protocolos de Protección al Migrante (MPP), conocido como "Permanecer en México", que entró en vigor en enero de 2019 para quienes solicitan asilo en Estados Unidos.

Jenny estuvo en México hasta que cruzó sola la frontera y llegó a EE.UU el pasado septiembre, cuando fue colocada bajo el programa MPP y enviada a Nueva York.

La menor es parte de un creciente grupo de niños que han cruzado solos después de haberlo intentado con su familia y que han sido puestos bajo ese programa, que establece que migrantes que soliciten asilo en EE.UU deben esperar en México hasta que una corte de inmigración vea su caso, lo que puede tomar años.

De acuerdo con datos de la Universidad de Syracuse, había 64.93 casos bajo este programa esperando en cortes de inmigración el pasado marzo.

Al igual que mucha gente en ese programa, Jenny y su madre tienen órdenes de deportación, indica Documented.

"La idea de que el Gobierno esté invirtiendo recursos para transportar niños hasta la frontera, reunir suficientes para alquilar un avión a Centroamérica durante la pandemia, y en nuestro caso de una cliente que no tiene familiares en Honduras, es indefendible", afirmó la abogada Hannah Flamm, administradora del programa Detained Minors Project at The Door.

Flamm fue notificada la noche del lunes del intento de ICE de deportar a la adolescente. En cuestión de horas logró, diez minutos antes de la medianoche, que un juez de la corte federal para el distrito sur de Nueva York emitiera una orden temporal por dos meses para que la menor permanezca en este país.

Los intentos de ICE para deportar a niños que están en albergues del país continúan pese a que la agencia señaló de que sus acciones de deportación estarían limitadas a inmigrantes que representan un peligro para la seguridad pública.

De acuerdo con defensores de los niños migrantes, puede haber unos 200 niños que estuvieron acogidos a ese programa y que ahora están en albergues en EE.UU. de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados. También de que hay muchos más que estuvieron en refugios de los que salieron tras contar con un patrocinador en este país, que a menudo es un miembro de su familia.

Los defensores de los niños han advertido que muchos de estos niños habían perdido a sus padres en México, estos habían sido secuestrados o habían tomado la decisión de enviar solos a sus hijos a cruzar la frontera. Esto da la oportunidad a los niños como Jenny de iniciar solos el proceso de pedir asilo.

De acuerdo con el ICE, están cumpliendo con las últimas órdenes de deportación de niños resultado de sus audiencias ante un juez de inmigración.

Defensores de los menores han denunciado que desde el pasado abril agentes de ICE comenzaron a presentarse en albergues y a deportar niños que estaban ahí, señala además Documented.

El primer caso fue el de un niño en Texas pero desde entonces abogados en Nueva York, Pittsburgh y Houston han denunciado estas deportaciones.

La Prensa