MIAMI (EFE).

El presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, asegura que si los países de la región estrechasen más los lazos entre ellos y se convirtieran en un verdadero bloque, aumentarían las oportunidades para la gente y se frenaría el éxodo de centroamericanos a Estados Unidos.

Centroamérica “no es viable” si se piensa como “una colección de países” en lugar de como “un bloque” al estilo de la UE, subrayó este defensor de reforzar la integración como manera de generar inversiones y consiguientemente empleo, algo de lo que carecen miles de personas en la región.

Ventajas de la región
Una de las ventajas competitivas del istmo es el comercio intrarregional que tiene un peso importante, tanto que Centroamérica es el segundo socio comercial para los países de la región.
En una entrevista con Efe en Miami, Mossi dijo que siempre se habla de la violencia como la causa de que miles de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos dejen sus países; pero hay que comprender que el origen de la violencia está en que “ no se están generando las oportunidades que esos pueblos necesitan”.

Mossi participó en un seminario regional sobre gestión de riesgos del sector público organizado por el BCIE, del que proviene la mitad del financiamiento al desarrollo en sus cinco países fundadores, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, más que lo que les otorgan juntos el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

10,658
millones de dólares es el monto por emisiones que el BCIE ha hecho desde 1997 a la fecha en 24 monedas y 23 mercados.
El directivo indicó que el BCIE puede hacer mucho para afrontar el reto de la migración y por ello recalcó la importancia de la “i” en las siglas del banco.