14/06/2024
05:18 PM

Hondutel reduce 567 plazas de trabajo en Honduras

De junio de 2013 al mismo mes en 2014, la estatal de telecomunicaciones bajó de 3,800 a 3,233 trabajadores.

Tegucigalpa, Honduras.

La Empresa Hondureña de Telecomunicaciones dejó de ser la institución pública más apetecida por los políticos y por los funcionarios en el poder.

Cada gobierno que asumía el 27 de enero su mandato de cuatro años encontraba en Hondutel la oportunidad para emplear a sus parientes y activistas con jugosos salarios.

Esa práctica ejecutada en las últimas décadas quedó en la historia porque ahora la estatal de las telecomunicaciones está inmersa en un proceso de reducción de personal para evitar su quiebra.

El recorte de la planilla no es una nueva recomendación. Desde hace varios años se planteó a los Gobiernos la necesidad de reducir el número de funcionarios y empleados para evitar que el pago de sueldos y salarios absorbiera la mayor parte de los ingresos por venta de servicios.

Una de las primeras acciones del gobierno del presidente Juan Orlando Hernández para evitar la quiebra de Hondutel ha sido la reducción del pasivo laboral.

La planilla

Jesús Mejía, gerente de la estatal de telecomunicaciones, reconoce que la empresa puede operar con 2,500 empleados, aunque maximizando los esfuerzos se puede manejar con 2,100.

No obstante, el funcionario reconoce que para llegar a esas cifras se requiere contar con recursos para reconocer los derechos laborales de los cesanteados.

Uno de los componentes en donde se ha venido ejecutando acciones es el concerniente al grupo de empleados y funcionarios permanentes, que son la mayoría y que absorben gran parte del gasto corriente por los jugosos salarios y otras prebendas del contrato colectivo de trabajo.

De junio de 2013 a junio de 2014, la planilla de trabajadores permanentes bajó de 3,800 a 3,233 plazas, lo que significó una disminución de 567 puestos de trabajo.

Esa medida tuvo un impacto positivo en el renglón de sueldos y salarios, al bajar de L80 millones a L65.5 millones durante el período analizado.

Los 567 trabajadores cesanteados se han acogido al plan de retiro voluntario, el que ha mostrado en el primer semestre de 2014 un mayor movimiento.

De junio a diciembre de 2013, el número de plazas permanentes se redujo de 3,800 a 3,712, o sea 88 puestos menos.

Sin embargo, de enero a junio de 2014, el número de trabajadores y funcionarios que se han acogido al plan de retiro voluntario ha pasado de 3,712 a 3,233, equivalente a 479 plazas menos.

El gerente de Hondutel dice que el objetivo es reducir aún más el personal, pero todo dependerá de la disponibilidad de recursos que puedan gestionar ante una institución bancaria que administra los ingresos vía fideicomiso.

La principal amenaza

La empleomanía había sido calificada en Hondutel como la principal amenaza para las finanzas de esa empresa de servicios públicos.

Con la pérdida del monopolio de las llamadas internacionales, el 25 de diciembre de 2005, varios expertos advirtieron que la estatal de telecomunicaciones caería en una profunda crisis, ya que esa actividad le representaba el 76% de los ingresos.

Sin embargo, los Gobiernos anteriores no tomaron los correctivos necesarios y lo que hicieron fue emplear más personal.

De 2006 a 2013, el número de funcionarios y empleados, tanto permanentes como por contrato, aumentó de 3,175 a 4,025 plazas, o sea 850 puestos de trabajo más. Lo anterior impactó en la masa salarial, que se incrementó de L626.9 millones a L1,000.4 millones, con un aumento de 373.5 millones. Lo anterior significó pasar de erogar L52.2 a L83.4 millones mensuales.

El pasivo laboral de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones se estima entre 2,050 y 2,100 millones de lempiras.

Inversión

En abril pasado, Jesús Mejía indicó que se necesitan unos $200 millones, mediante préstamo con entes privados, para rescatar a Hondutel y llevarla de nuevo a la competencia en el mercado.