18/05/2024
12:15 AM

Honduras reduce calificación de riesgo tras acuerdo con el FMI

  • 29 agosto 2023 /

En julio de 2022 recibió las calificaciones de riesgo más altas en 11 años en el Índice de Bonos de Mercados Emergentes. Ahora bajan y el país podría obtener dinero a tasas menos caras.

SAN PEDRO SULA

A menos de un mes de haber alcanzado un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), los bonos soberanos de Honduras ahora gozan de una mejor calificación de riesgo en los mercados internacionales de deuda.

En el Índice de Bonos de Mercados Emergentes (Embi, Emerging Market Bond Index), el indicador calculado por JP Morgan, Honduras ha mantenido una calificación de riesgo bastante baja e incluso por debajo del promedio latinoamericano.

El 14 de agosto Honduras logró un índice de 3.75965, mientras el promedio latinoamericano llegó a 3.80415. La semana anterior cerró con 3.60893, una nota e inferior al latino 3.90185.

El pasado 11 de agosto, el FMI anunció que alcanzó con el gobierno de Honduras un acuerdo de 36 meses a nivel de personal técnico en el marco del Servicio Ampliado del FMI (SAF) y el Servicio de Crédito Ampliado (SCA) para acceder a aproximadamente 830 millones de dólares destinados a financiar las políticas de reformas económicas.

El gobierno, de acuerdo con el FMI, se comprometió ante ese organismo a reforzar el marco de política monetaria, desarrollar el mercado de deuda local y preservar la estabilidad financiera mediante medidas orientadas a reforzar el funcionamiento del mecanismo de transmisión monetaria.

Para seguir desarrollando los mercados de deuda interna, según el FMI, las autoridades reanudarán la emisión periódica de bonos del Tesoro y pondrán en marcha una estrategia de deuda a mediano plazo. Esto contribuirá a movilizar el ahorro interno, diversificar las fuentes de financiamiento y emitir en los mercados internacionales de capital.

Camino

Honduras emitió por primera vez un bono soberano en el mercado internacional en marzo de 2013 por $500 millones a una tasa de 7.5% a un plazo de 11 años, es decir, con vencimiento el año próximo, 2024. En ese momento, el 64.1 de los inversionistas eran de nacionalidad estadounidense, 25.1% de Reino Unido, 10.1 de diferentes países de Europa y el resto de América Latina y Asia.

Los recursos económicos captados el mercado internacional automáticamente se sumaron al saldo de la deuda externa pública y el gobierno los utilizó para financiar el Presupuesto General de la República y reconvertir la deuda interna flotante.

Para saber

- El Embi y el interés. Los inversionistas cobran un interés formado por una tasa libre de riesgo más Embi

- Tasa libre de riesgo. Los inversionistas consideran libre de riesgo el rendimiento de los bonos del Tesoro de EUA.

Dos semanas después de haber realizado la primera emisión, Honduras recibió la primera calificación de riesgo de 5.78741 en el Índice de Bonos de Mercados Emergentes y desde entonces sus notas han fluctuado entre 2.044 (registrada el 22 de enero de 2018), inferior al riesgo mundial (2.9613) y 9.16452 (5 de julio de 2022), casi el doble del promedio mundial de esa fecha (4.65703).

Al tomar el poder el gobierno de Xiomara Castro, 27 de enero de 2022, Honduras tenía un índice de 4.3144 en el Embi. En la medida que transcurrió el tiempo la calificación de riesgo aumentó en la medida que algunos funcionarios del gobierno exponían que la administración anterior había saqueado el país, las finanzas públicas estaban quebradas y sobre la necesidad de renegociar la deuda.

Las calificaciones más críticas dentro del Embi las recibió Honduras entre junio y julio de 2022 (arriba de 8). Aunque no son las mejores, pero en las últimas dos semanas han caído debajo de 3.7, luego de que el gobierno se comprometiera con el FMI a recurrir a los mercados internacionales de capital para emitir deuda.

Para el gobierno de Honduras y de cualquier país tener una calificación de riesgo alta resulta perjudicial para las finanzas estatales, pues por los bonos emitidos debe pagar una mayor compensación al inversionista que no está dispuesto a perder: a mayor riesgo, mayor tasa de interés.

El riesgo de un país o riesgo soberano se traduce a la probabilidad de que el gobierno, como emisor, sea incapaz y presente altas probabilidad de caer en incumplimiento de pagos de la deuda (capital e intereses) en los tiempos pactados.

En América Latina los países que enfrentan las peores calificaciones de riesgo, por el alto grado de incertidumbre, son Venezuela (con más de 384), Argentina (20.66104), Ecuador (17.64769) y Bolivia (11.56552).

El Salvador, que en julio de 2022 superó los 30 puntos por la incertidumbre de caer en incumplimiento, después que el gobierno pagara a tiempo el bono con vencimiento en enero de 2023.

Honduras reduce calificación de riesgo tras acuerdo con el FMI