San Pedro Sula, Honduras.

Representantes del sector ganadero aseguran que desde hace más de dos décadas no se realiza un censo ganadero oficial.

Ante esa urgente necesidad, gremiales organizadas confirman que la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) están canalizando los fondos para levantar un censo agropecuario verdadero.

En 2003 se realizó un estudio sectorial que arrojó 1.7 millones de cabezas de ganado bovino, que representaba una baja considerable de las 2.5 millones de cabezas sumadas en la década de los noventa, cuando la población era de 3.5 millones de hondureños.

“Hemos visto que por el entusiasmo y dinamismo en el país, la tendencia ha sido a mejorar el inventario del hato ganadero, pero no me atrevería a decir cifras, porque no tenemos el ente colegiado que nos pueda decir en qué porcentaje hemos crecido”, explica Leopoldo Durán, presidente de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh).

De acuerdo con reportes del Gabinete Económico, el año pasado se registró la incorporación de 23,875 cabezas de ganado bovino al hato ganadero nacional, gracias inversiones por L623.2 millones.

Foto: La Prensa



Sobre la iniciativa del Poder Ejecutivo de exonerar del pago del 15% del impuesto sobre ventas (ISV) al sector agroalimentario, se prevé que el miércoles 13 de julio se tenga una respuesta oficial.

Ganaderos consultados sostienen que de contar con un censo ganadero se podría determinar hacia dónde va el sector productivo.

“Si no hacemos un diagnóstico de los sectores que hay en el país, es muy difícil que se pueda tomar una decisión con respecto a proyectos, políticas o incluso a la parte sanitaria del país”, refiere un ganadero que formó parte del equipo que hizo el último censo oficial en 1993.

Julio Aparicio, asesor presidencial en materia agroalimentaria y coordinador de la Junta del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa), asegura que el hato ganadero ha crecido en un 25%, luego de los proyectos y financiamientos fomentados por el Gobierno.

El funcionario refiere que reportan resultados positivos en el rendimiento de producción de leche y carne. “A pesar de venir de dos años muy malos por el verano la mejora en el hato ganadero ya se ve”.

Estancado

Pese a que se había previsto que en la Cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) en Roatán, se iba a discutir el conflicto del sector lechero entre Honduras y Nicaragua, fuentes de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) confirmaron que el tema no fue abordado.

El tema volvió a la mesa de las grandes empresas, cuando Grupo Lala, una de las mayores compañías lecheras de México y con una planta procesadora de leche y productos lácteos en Nicaragua, abogó por el libre tránsito de bienes y servicios en Centroamérica, así como la agilización del proceso de certificaciones.