15/08/2022
01:39 AM

Más noticias

Figura de “justiprecio” preocupa en nueva ley de energía eléctrica

El Congreso Nacional aprobó la ley en la que desaparece el ODS y la Cree se mantiene como ente regulador; sectores señalan que no se escucharon sus observaciones.

SAN PEDRO SULA. El Congreso Nacional (CN) aprobó la madrugada de ayer la Ley Especial para Garantizar el Servicio de la Energía Eléctrica como un Bien Público de Seguridad Nacional y un Derecho Humano de Naturaleza Económica y Social, que busca rescatar a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) y salvar al sector que desde hace años se encuentra en crisis.

Tras un largo debate que acabó a las 12:38 am del jueves, 76 diputados votaron a favor de la iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo, sin embargo, varios sectores criticaron que no se incluyeron las observaciones de la empresa privada, generadores y la embajada de Estados Unidos cuando se socializó la ley, que hacían referencia a la protección de la inversión privada en el país y la posibilidad de la nacionalización de la empresas, ya que el concepto de “justiprecio” no fue eliminado de la ley.

Datos

700 hogares pobres están siendo subsidiados actualmente desde el mes de febrero a través de un decreto aprobado por el Gobierno.

28 contratos de energía son los que están siendo analizados para empezar a renegociar entre energía térmica, solar y eólica.

Otros elementos que destacan es la eliminación del Operador del Sistema (ODS) y la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) se mantiene como ente regulador, pero los nombramientos de los comisionados serán hechos por la Presidencia.

Ley

La Ley Especial de Energía establece en el artículo 1 que el Estado de Honduras declara el servicio de la energía eléctrica como un bien público de seguridad nacional y un derecho humano de naturaleza económica y social. Las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica en el territorio de la república de Honduras se realizarán bajo los principios de integridad y justicia participativa, social y ambiental.

El artículo 2 refiere a la declaratoria de energía nacional en el subsector eléctrico y autoriza a la Enee la implementación de un plan de emergencia para la recuperación y rescate de la empresa.

El artículo 3 menciona que el Estado se compromete a garantizar el servicio de energía a toda la población urbana y rural y que será la Enee, como empresa pública, la responsable de la generación, transmisión, distribución y comercialización y donde la Cree operará como ente regulador. Con lo que se descarta la división de la estatal en tres entidades.

Figura de “justiprecio” preocupa en nueva ley de energía eléctrica

“Se garantiza la inversión del sector privado en las áreas de generación, transmisión y distribución, la cual no podrá exceder el total de la inversión pública”, indica el artículo.

Los artículos 4 y 5 son los que preocupan a los generadores de energía térmica, eólica y solar, ya que autorizan a la Enee a la renegociación de los contratos y los precios a los cuales se adquiere el suministro de energía.

“En caso de no ser posible la renegociación, se autoriza plantear la terminación de la relación contractual y la adquisición por parte del Estado previo el justiprecio”, señalan los dos artículos.

De igual forma el artículo 6 autoriza a la Enee para la adquisición de las plantas de generación eléctrica fijando un justiprecio, mediante bonos del Estado y de acuerdo con lo dispuesto por la Constitución de la República.

El artículo 7 deroga el contrato de fideicomiso que entregaba 14 subcuencas de río para la construcción y generación de energía. Este fideicomiso, además de la generación de energía, también era para el control de inundaciones y la mitigación de los efectos del cambio climático. El artículo 8 señala que la Enee debe informar a la población sobre irregularidades en la forma de contratación de la Empresa Energía Honduras (EEH), y presentar una denuncia ante el Ministerio Público para que investigue el proceso de negociación previo antes de la adjudicación del contrato. El Tribunal Superior de Cuentas (TSC) deberá presentar una auditoría al CN de inteligencia financiera.

El artículo 9 indica que el Estado concederá un año a partir de la publicación de la ley para que inicie el suministro de energía para aquellos contratos que están publicados en La Gaceta, de no cumplirse los contratos se cancelarán. Para los proyectos que tienen una ejecución del 30% la ley les dará dos años para comenzar a dar la energía.

Socialización

El Congreso Nacional socializó durante dos semanas el decreto de ley impulsado por el Poder Ejecutivo para reformar la LGIE.

El artículo 10 deroga el Acuerdo 91-2020 de la Cree, donde se aprobó un aumento al precio de referencia de la potencia a nivel de la generación y estaría vigente hasta 2024, ya que este acuerdo perjudicaba a los consumidores a la Enee.

El artículo 11 cancela al Operador del Sistema y sus funciones serán asumidas por la Enee.

Los siguientes artículos señalan sobre las acciones que realizará la Enee como el proyecto de electrificación rural, un programa de reducción de pérdidas, también se autoriza la construcción de represas con capacidad de generación de energía con recursos renovables y control de inundaciones.

Para renegociar los contratos se dio un plazo de 60 días a partir de que se publique la ley y las empresas generadoras deberán asegurar la prestación íntegra ininterrumpida de la venta de energía a la Enee. Además, una vez se hayan renegociado los contratos, la Enee establecerá un mecanismo para cumplir con el pago de la mora a las generadoras con las que tiene retrasos hasta de un año.

Reacciones

Jack Arévalo, directivo de la Asociación Hondureña de Energía Renovable (Aher), señaló que no se incluyeron las observaciones que se hicieron durante la socialización de la ley, por lo que considera se reducirán las inversiones en el sector.

“Sentimos que hay inseguridad jurídica al mencionar conceptos como el justiprecio, que no fueron eliminados, ponen en riesgo la canalización de inversiones”, expresó Arévalo.

El directivo señaló que la Aher pidió que se cambiara la palabra “justiprecio” ya que se puede malinterpretar como un motivo de expropiación. Salomón Ordóñez, representante del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), lamentó que no se escucharan las recomendaciones y eliminaran algunos puntos torales de la Ley General de la Industria Eléctrica (LGIE), como que se minimizará la inversión privada en generación, la eliminación del ODS y donde la Cree pierde su independencia.

La presidenta de la República, Xiomara Castro, escribió en su cuenta de Twitter: “La Enee se queda bajo dominio público a favor del pueblo, la corrompieron y endeudaron. ¡Vamos a rescatarla!, luego de que el Congreso Nacional aprobara la ley impulsada por el Poder Ejecutivo”.

Figura de “justiprecio” preocupa en nueva ley de energía eléctrica