26/11/2022
03:32 PM

Más noticias

En riesgo exportación de camarón hondureño hacia la UE

Autoridades de la SAG manifiestan preocupación por cultivo ilegal en el sur de Honduras

Tegucigalpa. Las consecuencias del cultivo ilegal de camarón podrían verse reflejadas en el libre comercio con la Unión Europea (UE), una de las primeras regiones en adoptar restricciones de mercado a la producción nacional.

Así lo manifestó ayer Jacobo Paz, ministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), que conoce la realidad del sector acuícola por haber gerenciado una de las empresas camaroneras más grandes del país y por haber ocupado la presidencia de la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras (Andah).

El entrevistado dijo que esa situación ha sido abordada con las autoridades de la Andah, quienes también le han expresado su preocupación por la proliferación de construcción ilegal de lagunas para el cultivo de camarón en los municipios de Namasigüe y Marcovia, Choluteca.

Los principales países europeos importadores de camarón hondureño son Alemania, España, Francia, Inglaterra y Bélgica.

Compradores de estos países han venido indagando la situación de deforestación de los manglares del Golfo de Fonseca.

Un ejecutivo de una empresa exportadora confirmó que ellos han recibido consultas de compradores de Alemania y España sobre las denuncias publicadas en los medios, y entre las acciones que han anunciado destacan la solicitud de informes a las autoridades de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna) y el Instituto de Conservación Forestal (ICF).

Honduras es parte de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, conocida como Convenio de Ramsar.

El Golfo de Fonseca es el sitio Ramsar número 1,000, con un área protegida de 69,711 hectáreas y su adhesión al sistema de humedales de la zona sur ocurrió el 10 de julio de 1999.