30/05/2024
07:21 AM

Contratos con térmicas vencen entre 2014 y 2016

Tegucigalpa. Más del 80% de energía térmica contratada por la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), equivalente a 530 megavatios, vence entre el presente año y 2016.

Los convenios comerciales fueron suscritos entre la estatal y las empresas Elcosa, Lufussa y Enersa, así como Nacional de Ingenieros, entre otros.

Si el Gobierno quisiera lograr una independencia energética de las plantas térmicas, tendría que lanzar en los próximos días un llamado a licitación pública internacional que podría durar entre 10 a 12 meses, en condiciones normales, para contratar esta energía a menores precios que los actuales.

Además, una vez adjudicado este proceso se tendría que esperar entre dos y tres años para que la o las empresas ganadoras de este proceso obtuvieran el financiamiento internacional y se procediera a la construcción de nuevas plantas.

Desde hace tres años y medio se conocía la fecha de vencimiento de los contratos Pavana I, que comprende 40 megavatios, más una ampliación de 30 megavatios aprobada por la Enee a la empresa Luz y Fuerza de San Lorenzo desde junio de 2010.

También, la prórroga de otro convenio por 80 megavatios con la empresa Electricidad de Puerto Cortés (Elcosa).

Renegociación

Las autoridades de la estatal han postergado la toma de decisiones y la vigencia de estos contratos por un mes, mientras discuten las condiciones para renegociar la compra.

La gerencia de la Enee reconoce la necesidad de comprar energía en el mercado regional, pero la dirigencia del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) sostiene que es mejor que ocurran racionamientos eléctricos en algunas zonas del país antes de que se compre energía cara.

El gerente de la Enee, Emil Hawit, expresó que la orden del presidente Juan Orlando Hernández es aprobar estos convenios a precios razonables y de mercado.

Además, que a partir de la aprobación de la Ley General de la Industria Eléctrica se espera que todos los contratos sean licitados dentro de dos años.

“Con esta ley, el Estado, representado como la Enee, en ningún momento deberá renegociar contratos. Todos los contratos, todas las compras de energía deberán realizarse a través de licitaciones y ya no habrá manera posible que se hagan las negociaciones directas”, indicó.

Para Hawit se deben pagar costos fijos, lo que comprende la mano de obra, limpiar la planta y cambiar repuestos.