01/07/2022
09:18 AM

Más noticias

Amplían suspensión laboral para 200,000 trabajadores

Las empresas deben acogerse al numeral 2 del artículo 100 del Código de Trabajo.Dirigencia obrera rechaza medida.

SAN PEDRO SULA.

El Gobierno, a través de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, resolvió ayer que las empresas pueden invocar la figura de “fuerza mayor o caso fortuito” del Código del Trabajo para ampliar el período de suspensión laboral de sus empleados.

Ayer venció el término de 120 días que señala el Código para 200,000 trabajadores suspendidos desde el pasado 16 de marzo cuando se decretó emergencia nacional a causa de la pandemia del coronavirus.

Carlos Madero, titular de la Secretaría de Trabajo, confirmó que “se determinó que se necesita continuar con las suspensiones”.

No estamos de acuerdo, fue una decisión del gobierno ampliar las suspensiones.

Daniel Durón, secretario CGT

Agregó que la ampliación será por la figura de “caso fortuito o fuerza mayor, la cual establece que si las motivaciones para la suspensión persisten, en este caso la pandemia, se puede prorrogar legalmente”.

“Es la primera vez que el plazo de suspensión necesita ser extendido, pues las causas que motivaron el mismo persisten y no hay una fecha establecida de que esto se termine ya, considero que esto durará unos dos meses; pero si no el mecanismo nos permite ampliar los plazos sin mayores trámites”, dijo.

En un comunicado emitido por la Secretaría de Trabajo se establece que “en aras de conservar los puestos de trabajo vigentes durante el período de esta pandemia en los casos donde se invoque la causal señalada en el artículo 100 numeral 2 del Código de Trabajo, referente a la fuerza mayor o caso fortuito, el período de suspensión estará sujeto a la terminación de la vigencia de la emergencia sanitaria nacional”.

300,000
empleos perdidos según cifras del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, esa es la cantidad de empleos que se han perdido por la pandemia
“Las empresas que invoquen esta causal de suspensión, deben notificar a los trabajadores la ampliación de dicho período estableciendo claramente la fecha de inicio y finalización del mismo”, señala.

De los 200,000 empleados suspendidos en marzo, unos 125,000 trabajadores y unas 800 empresas se acogieron al mecanismo de Alivio Solidario que se sustenta por aportaciones del empresariado, el Gobierno y el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP).

“Hay empresas que no se acogieron y eso pueden ser unos 200,000 puestos de trabajo”.

Salud y economía

En la actualidad se está buscando un mecanismo que dé la posibilidad de abrir la economía y mantener la salud, pues a causa de la pandemia se tendrá un impacto en el mercado de trabajo y de los índices de pobreza.

A criterio de Madero se debe cambiar el comportamiento social y que se observen las medidas de bioseguridad para que subsistan la enfermedad y la economía.

Daniel Durón, secretario de la Central General de Trabajadores dijo ayer que en el Consejo Económico y Social, integrado por el sector empresarial, trabajadores y el Gobierno, no llegaron a ningún acuerdo y la decisión fue de la Secretaría de Trabajo.

El dirigente obrero indicó que si se amplían la suspensiones debe crearse una subvención para los trabajadores. “La terminación de la suspensión no genera terminación de los contratos”, explicó.

“Ampliar las suspensiones laborales sin garantizar el ingreso que los trabajadores tienen derecho, eso sería profundizar la crisis que estamos viviendo en este momento”, puntualizó.