La banca hondureña goza de robustez financiera

Expertos consideran que el sistema bancario comercial cuenta con suficiente liquidez para atender la demanda de créditos para reactivar la economía.

La banca podrá atender la demanda de los hondureños de crédito poscoronavirus.
La banca podrá atender la demanda de los hondureños de crédito poscoronavirus.

Tegucigalpa.

La banca privada de Honduras es el sector económico con mejores resultados.Todos los indicadores de su balance general reportaron cifras positivas en el primer cuatrimestre de 2020 respecto al cierre del año pasado.

Según la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), los activos totales aumentaron de 610,658.5 a 631,373 millones de lempiras, con un incremento de 20,714.5 millones.

La cartera crediticia creció en 9,141.1 millones de lempiras al pasar de 375,386.5 a 384,527.6 millones.

La contracción reportada en la cartera crediticia impactó en las utilidades bancarias, las que se redujeron de 1,835.7 a 1,537.3 millones de lempiras, o sea 298.4 millones menos.Por su parte, los depósitos totales subieron de 361,246.3 a 374,092.3 millones de lempiras, equivalente a 12,846 millones.

Capital y reservas se incrementaron en 5,742.3 millones de lempiras al variar de 45,717.7 a 51,460 millones, según las cifras de la CNBS. A la mejoría de sus indicadores hay que agregar que la banca no ha interrumpido sus servicios desde el pasado 11 de marzo.

Solidez

El informe de estabilidad financiera que prepara cada trimestre el Banco Central de Honduras (BCH) revela que han elaborado un esquema de prueba de sensibilidad que considera un choque externo severo (como una recesión económica global) que afecte diversas variables macroeconómicas en el ámbito nacional. Para esa prueba se tuvo en cuenta la apertura comercial y financiera que tiene el país con el exterior y que las cifras con las que se desarrollaron corresponden a diciembre de 2019.

Se argumenta que este fenómeno, a su vez, incidiría en el mercado financiero, por ser el canalizador de recursos y por estar altamente interrelacionado con el sector real.

El presidente del BCH, Wilfredo Cerrato, asegura que el sistema bancario comercial está en el mejor momento de robustez financiera para enfrentar la situación que puede derivarse de los efectos de la pandemia del coronavirus en el país.

Agrega que los resultados antes del covid-19 eran más optimistas; en enero la intermediación financiera registrada en el índice Mensual de Actividad Económica (Imae) fue de 7.9%, en febrero de 7.7% y en marzo pasado creció 4.8%. Cerrato asegura que el sistema financiero nacional ha demostrado que estaba preparado para responder en una situación económica y social que atraviesa el país.

La Prensa