El 30% del cacao hondureño recibe precios diferenciados

Para la cadena nacional, más que pensar en volumen, el reto está en elevar la calidad del grano y así lograr la rentabilidad.

Chocolats Halba tiene operaciones en San Pedro Sula desde 2008. La empresa adquiere cacao de distintas partes del país para procesarlo y enviar la materia prima a Suiza. Fotos: Gilberto Sierra y Cortesía
Chocolats Halba tiene operaciones en San Pedro Sula desde 2008. La empresa adquiere cacao de distintas partes del país para procesarlo y enviar la materia prima a Suiza. Fotos: Gilberto Sierra y Cortesía

SAN PEDRO SULA.

Lejos de aspirar a competir en volumen, la cadena cacaotera hondureña debe cifrar sus proyecciones de crecimiento en elevar la producción de grano de calidad.

Entre mayor sea esta cualidad, definida por factores físicos, higiénicos y percibida por los sentidos, más alto será el precio.

“Se podría decir que el 30% de la calidad depende del árbol y el 70% es el proceso postcosecha, y ese es el trabajo que nosotros hacemos. Enseñamos al productor los frutos que debe cosechar, cómo extraer la baba, el fermentado y el secado, y así logra usted un cacao de calidad”, explicó Luis Vélex, gerente general de Chocolats Halba, empresa suiza establecida en Honduras desde 2008.

FR-Chocolates-060120 (2)(800x600)
En la planta, el grano es evaluado para comprobar su calidad.

En ese año, la totalidad de la producción cacaotera era vendida a coyotes a precios bajos.

“Ahora estamos exportando entre 400 y 500 toneladas al año, que antes se iban para Guatemala. En primer lugar, contribuimos a que los precios del cacao mejoren”, aseguró Vélex.

Mientras en la Bolsa de Nueva York, la tonelada de cacao cerró ayer en 2,655 dólares (L65,047), Chocolats Halba paga a los productores hondureños 4,000 dólares (98,000 lempiras).

FR-Chocolates-060120 (5)(800x600)
"Tenemos que tratar de competir con nichos de mercado de calidad":Luis Vélex, gerente de Chocolats Halba

La empresa adquiere el 90% del mercado de cacao de calidad, que respecto al total de producción nacional apenas es del 30%.

Los precios son aún más competitivos cuando el grano tiene las certificaciones de comercio justo y cacao orgánico.

“Antes que nosotros llegáramos, aquí no se producía ni siquiera una libra apta para hacerse en chocolate fino. Chocolats Halba enseñó ese proceso de poscosecha y nuestros técnicos dan seguimiento para que se mantenga esa calidad”, dijo Vélex.

Acciones

A través del proyecto Prawanka, que lidera la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude), Ayuda en Acción y la Comisión de Acción Social Menonita (CASM), más de 220 familias de Wampusirpi, Gracias a Dios, lograron vender más de 16 toneladas de cacao orgánico a Chocolats Halba, con la expectativa de elevar el volumen a un 15% para este año.

Prawanka nos buscó un mercado y a través de Chocolats Halba los productores empezaron a motivarse por el ingreso percibido”, dijo Leoricio Valerio, técnico agrícola de Wampusirpi.

fr-chocolates-060120.1(800x600)
Grupo de productores de Wampusirpi, Gracias a Dios, en compañía de técnicos y cooperantes, durante una visita de campo.

Para este municipio, el cacao representa un sustento y una forma de diversificar la producción agrícola en la que ha predominado hortalizas y granos básicos para el autoconsumo.

“El suelo es apto y fértil. Ahora estamos trabajando por incrementar la productividad a través de asistencia técnica a grupos de productores organizados, con podas, injertos y de repente rehabilitamos. Los grupos han rescatado técnicas ancestrales, como el paná-pana, ‘nos ayudamos’, traducido del misquito”, contó Valerio.

La misquita Azucena Rivas aseguró estar lista para seguir exportando cacao. En su caso, este cultivo le ha permitido tener mayores ingresos y tener un empleo en su comunidad.

Como ella, son más de 40 mujeres productoras en este municipio de Gracias a Dios que laboran en la planificación, renovación y siembras de fincas apoyadas por este proyecto, consejos territoriales, gobierno local y la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria.