Más noticias

Café cultivado en Siguatepeque figura entre los mejores del mundo

Condiciones de las montañas de Siguatepeque incentivaron a empresa nicaragüense, de más de 100 años de existencia, a producir grano aromático de alta calidad en el país.

Degustación. Un empleado de las fincas Mierisch sirve una taza de café geisha. fotos: Gilberto Sierra
Degustación. Un empleado de las fincas Mierisch sirve una taza de café geisha. fotos: Gilberto Sierra

SIGUATEPEQUE.

Cuatro generaciones de la familia Mierisch se han dedicado desde 1908 en Nicaragua, a la producción y comercialización de más de 800 manzanas en ocho fincas del grano aromático. Desde 2012 expandieron sus cosechas a Honduras con la compra de tres fincas en Siguatepeque: Cerro Azul, Santa Lucía y Lolita.

La finca de Desarrollos Santa Lucía ubicada a 1,500 metros sobre el nivel del mar en la aldea de Río Bonito, Siguatepeque, Comayagua, participó en la Taza de Excelencia 2019 con una variedad de café geisha que la hizo acreedora a una calificación histórica de catación de 94.84 puntos.

Además de ganar en Honduras, un cliente de Reino Unido obtuvo el primer lugar en la competencia Coffee in Good Spirits en Berlín, Alemania, utilizando nuestro Geisha Black Honey de nuestra finca”, dijo Eleane Mierisch, propietaria de la finca de Desarrollos Santa Lucía.

ad-taza-170619 (2)(800x600)
El 19 de junio será la subasta internacional de los 30 primeros lugares del concurso de Taza de Excelencia 2019.

Mierisch dijo a LA PRENSA que vinieron a Honduras porque es un lindo país y tiene un gran potencial en calidad para la producción del grano de oro.

Mi hermano Erwin fue quien impulsó este proyecto, porque reconoció ese potencial, nosotros amamos el mundo del café y nos motivan siempre los retos que promueven mejorar la calidad, la finca ha sido manejada bajo los mismos estándares de calidad que en Nicaragua, y esto nos demuestra que el buen manejo de las tierras y procesos de cafés, son vitales para conseguir la consistencia en la calidad”, explicó la cafetalera.

También manifestó que ganar la Taza de Excelencia no fue un reto fácil.
“Significa mucho para mí y para todo el equipo de trabajo que estuvo detrás del proceso, el reconocimiento a la calidad es nuestra mayor satisfacción”.

fr-tazaexcelencia-030619.1(800x600)


Calidad. Enrique Morraz, nicaragüense con más de 50 años trabajando en la producción de café, es el encargado de las tres fincas de la familia Mierisch en Honduras y fue quien avaló la compra de las tierras debido a las buenas condiciones del suelo, clima, altura y de luz para las plantas de café.

El café cultivado en Siguatepeque, actualmente es de los mejores a nivel mundial”, dijo con seguridad Morraz, luego de las dos distinciones logradas por la variedad geisha.El ingeniero agrónomo explicó que para lograr la calidad no se debe trabajar en contra de la naturaleza.

Además cultivan cafés que son amigables con la biodiversidad que permite sembrar árboles y leguminosas que den sombra y que su follaje ayude a proteger el suelo de agroquímicos.

La planta geisha tiene características particulares, ya que alcanza los dos metros de alto y su tallo tiene un grosor de hasta 3 o 4 pulgadas y esto indica que tiene buena absorción, por eso tenemos que aplicarle nutrientes para que el grano tenga un buen llenado y peso”, indicó.

Fincas Mierisch
1Certificados internacionales.En Nicaragua, una de sus fincas tiene el certificado Rainforest Allience que garantiza la conservación de la flora y la fauna dentro de las fincas. Cuidados que también utilizan en sus propiedades en Honduras.

2Granja con certificación UTZ.Es otro de los certificados de las fincas que les permite lograr una agricultura sostenible donde se capacita en mejores prácticas para aumentar el rendimiento.
3En Honduras, las fincas también utilizan procesos de protección del medio ambiente, procurando prevenir el corte de los árboles para mantener la fauna de la aldea de Río Bonito, así como el cuidado en el trato de las aguas donde cuentan con una laguna de desoxidación para proteger las fuentes de agua de la zona, con el propósito de apoyar a la comunidad.

Morraz señaló que la finca Santa Lucía tiene 47 manzanas de café en desarrollo y que esperan que este año tenga una mayor oferta de variedades como bourbon san ramón, bourbon rosado, laurina y pacamara amarillo.

La cosecha anterior se lograron producir 2,500 quintales de cafés especiales en todas las fincas”, dijo el encargado de las tres fincas.Los clientes de las fincas Mierisch en Honduras son de Australia, Canadá, Holanda, Inglaterra, Japón y Alemania.

En tiempos de cosecha, las tres fincas de Río Bonito emplean hasta 400 empleados y en tiempos de siembra entre 120 y 130, entre hondureños y nicaragüenses.

Morraz explicó que empezaron con poca mano de obra por la crisis política de Nicaragua y la falta de acceso a créditos en los bancos hondureños, sin embargo, con la distinción del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé) esperan incentivar a los caficultores hondureños a sembrar café de calidad y mejorar los manejos de sus fincas.