Madrid, España.

Carlos Simeone, padre del entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, ha fallecido en la madrugada del jueves en Buenos Aires (Argentina), según ha informado el conjunto rojiblanco.

El ‘Cholo‘ Simeone había aprovechado el parón en la Liga Española por la fecha FIFA para viajar a Argentina y acompañar a su padre, quien se encontraba internado por un problema de salud en el Sanatorio de la Trinidad del barrio de Palermo. Junto a él estuvo su esposa Carla Pereyra.

“Hoy es un día triste para la familia rojiblanca. El Atlético de Madrid está de luto por el fallecimiento de Carlos Simeone, padre de nuestro entrenador, Diego Pablo Simeone, y abuelo de Giuliano Simeone, delantero del Atlético de Madrid B”, ha expresado el club madrileño en su página web oficial.

La bandera del club situada en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid ondea a media asta en homenaje al progenitor del técnico rojiblanco. “Nuestro presidente, consejero delegado, resto de miembros del Consejo de Administración y todos los empleados queremos transmitir nuestro más sincero pésame y nos unimos al dolor de la familia. Descanse en paz”, ha añadido el Atlético.

“Atlético de Madrid. Familia”, ha reaccionado a ese gesto la mujer de Diego Simeone, Carla Pereyra, a través de una publicación en su perfil de la red social Instagram.

En octubre de 2018, Diego Simeone agradeció el trato que tuvieron los doctores de este mismo centro médico con su papá luego de otra internación que había sufrido. “Agradezco en nombre de mi familia y el mío propio al Sanatorio de la Trinidad Palermo por la atención y calidez con la que siempre nos tratan, en especial al Dr. Roberto Martingano, Dra. Silvina Serra y Dr. Alejandro Palacios”, señaló en aquel entonces.

Diego Simeone viajó de emergencia a Argentina debido a que su padre estaba internado.

Cabe destacar que el ‘Cholo‘ siempre se encargó de remarcar la importancia que tuvieron sus padres en su formación. “Mis padres me enseñaron valores, respeto, orden, todo lo que me ha ayudado en la vida. Eso incluye mi dureza en el campo de juego. Son muy nobles”, esbozó.

A diferencia de su hijo y nietos (Giovanni Simeone -Hellas Verona-, Giuliano Simeone -Atlético Madrid B- y Gianluca Simeone -CD Ibiza-), Carlos intentó ser jugador profesional, pero luego se convirtió en vendedor. Socio vitalicio del club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), protagonizó por años los campeonatos internos y luego se transformó en el entrenador del equipo de veteranos. Al igual que su hijo, era un apasionado del fútbol.

Carlos Simeone siempre apoyaba a su hijo en el Atlético de Madrid.