Tegucigalpa, Honduras.

El conflicto no para en el fútbol hondureño. Supuestos ficionados del Motagua atacaron en dos ocasiones a los barristas del Real España en su camino a Tegucigalpa para espectar la final de ida en el estadio Nacional.

Los altercados ocurrieron en Comayagua, cuando a tres de los siete buses en los que se transportaban los hinchas aurinegros sufrieron ataques de bala de parte de los pseudoaficionados.

Luego, en el peaje previo a entrar a Zambrano, fueron emboscados de manera más agresiva, haciendo que los fanáticos sampedranos se defendieran lanzando piedras resguardándose en la parte trasera del trasporte.

Los aficionados aurinegros se tuvieron que regresar a San Pedro Sula.

Ante lo ocurrido Policía Nacional empezó a esparcir a los grupos y una vez que los agresores se regresaron camino a Tegucigalpa, los agentes impidieron la continuidad a barra de la realeza y estos se tuvieron que regresar a San Pedro Sula. Afortunadamente, no se reportaron heridos.

Real España planea emitir un comunicado una vez finalizado el partido respecto al atentado que sufrieorn sus aficionados.