Los 11 pecados que condenan al entrenador Fabián Coito

El técnico Fabián Coito tiene más de dos años y medio al frente del equipo y no ha llenado todas las expectativas.

El estratega ha fracasado al frente de la Bicolor.  Sus números no lo avalan y la afición pide a gritos que no siga al frente del equipo.
El estratega ha fracasado al frente de la Bicolor. Sus números no lo avalan y la afición pide a gritos que no siga al frente del equipo.

SAN PEDRO SULA

La clasificación de Honduras para el Mundial de Catar 2022 se complicó. Sumar apenas dos puntos de nueve posibles en el inicio de la octagonal de Concacaf ponen el camino lleno de espinas para la Selección Nacional.

El principal responsable es el entrenador uruguayo Fabián Coito, quien ha tomado malas decisiones demostrando poca experiencia y capacidad. Los pecados del estratega uruguayo en estos dos años que tiene al frente del equipo han sido constantes, y en una eliminatoria se paga caro. Por esa la afición pide a gritos su salida.

1: Poco trabajo, tiempo perdido. Coito fue contratado por la Fenafuth el 14 de febrero de 2019. A la fecha ya suma dos años y siete meses al frente de la escuadra catracha. Sin embargo, el poco trabajo y el tiempo perdido no regresan. El covid-19 afectó a todo el mundo, pero el uruguayo, que se fue para su país por la pandemia y luego por enfermedad de su suegra, desperdició más de ocho meses sin actividades y el proceso comenzó a perder la brújula.

2: Falta de equipo base. La Bicolor llegó a las eliminatorias sin poder tener un equipo consolidado. algo nunca visto en los anteriores procesos. Fracasó y se inició mal, sin una defensa sólida y definida. No hay un sistema de juego claro.

3: La defensa, un barco a la deriva. Al uruguayo no le alcanzó el tiempo para darle solidez a la zona baja del equipo. ¿Quién es el compañero de Mayor Figueroa en la zona central, quién es el lateral izquierdo, quién es el derecho?, Todas esas preguntas nos hacíamos antes del juego contra Canadá, Por suerte apareció Nájar por el flanco derecho, pero no es trabajo de Coito. Diego Rodríguez sí es su descubrimiento, igual que Kervin Arriaga. Pero no convocó a Denil Maldonado, el defensa del presente del futuro.

4: Mala lectura de los partidos. Coito en estos tres juegos de la octagonal tomó malas decisiones. Estuvo bien empatando 1-1 con Canadá; pero en el segundo juego contra El Salvador hizo 9 cambios y apenas empató 0-0 con un planteamiento timorato. Reservó a los titulares para el juego contra Estados Unidos. Luego con EUA terminó jugando bien y ganando el primer tiempo, pero abrió el segundo haciendo tres cambios y el equipo se le cayó. Terminó confundido y goleado porque además cambió dos veces el sistema.

5: Pésimos resultados, caída libre. Los resultados son el pan de cada día de los entrenadores, Coito está aplazado. De 26 juegos en todas las competencias suma nueve derrotas, nueve empates y ocho triunfos. Acumula cinco partidos sin ganar. Las derrotas más recordadas fueron el 7-0 contra Brasil en 2019 y no poder vencer en amistosos a Nicaragua (1-1), cayó frente a Guatemala(1-2) tras el parón de la pandemia. En la octagonal es sexto y por ahora está fuera de los puestos directos de clasificación y repechaje. En sus participaciones de Copa Oro defraudó. En la primera en 2019 no avanzó a la siguiente ronda, en esta última se quedó en cuartos de final. La rescatable fue el tercer lugar en la Liga de Naciones.

6: Mala estrategia para ganar puntos. La Copa oro de 2019 fue un prefacio de lo que se avecinaba para la H cuando se trata de jugar torneos.

El técnico charrúa fue incapaz de su superar la primera ronda tras quedar en último de su grupo (C); pero los malos planteamientos y los experimentos le pasaron factura.

La planificación en esta eliminatoria se vino abajo. Un punto contra Canadá no era malo, el rival era superior. Contra El Salvador hizo nueve cambios en su 11 inicial y terminó festejando un gris 0-0. Ya en casa no pudo con la presión y Estados Unidos goleó a la H 4-1.

7: Un novato en las eliminatorias. Al entrenador sudamericano le pasa factura la inexperiencia. Su primera vez en unas eliminatorias, ha pagado el derecho de piso con sus malas decisiones. La afición le recalca mucho el hecho de su poco compromiso con el equipo de todos. Su inicio ha sido el peor de los últimos tres procesos clasificatorios para los mundiales. Una tarea que parece estar cuesta arriba.

8: Pésimas convocatorias. Cada vez que Coito anunciaba la lista de convocados para un partido era una caja de pandora. Su constante argumento que llamaría a los que mejor estén quedaba en papel mojado. Previo al inicio de la octagonal se reclamó por los llamados de jugadores sin ritmo, otros lesionados y con bajo nivel. El resultado fue el esperado: no se ganó.

9: El desastre del Olímpico. Hay maneras de perder un juego. Honduras hizo el ridículo en casa al caer 4-1 contra EUA. La afición vive de resultados. El público enardecido gritaba “fuera Coito, fuera Coito”. Un clamor que se propagó por redes sociales. La gente ya no cree en el proceso y pide la renuncia del DT. Fenafuth ratificó ayer al estratega y solo sería cesado si falla en octubre.

10: Relación con aficionados y jugadores está rota: La mayoría de los aficionados ya no quieren ver más al uruguayo al frente de la Bicolor. Los malos resultados tienen disgustados a los catrachos que ven cómo su equipo no levanta. Dentro del plantel también existe frustración. Las constantes rotaciones, los llamados inesperados y las bajas de futbolistas que deberían estar también desconciertan en los trabajos.

11: Asistente descalificado: Miguel Falero no tiene el suficiente peso para ser asistente de la Selección de Honduras. Falero llevó a la Sub-23 a los Olímpicos, pero en la justa olímpica fue un paño de lágrimas. No se avanzó de la primera ronda.

Imagen HB-TRABAJO-100921 (1)(800x600)
La elección del presidente de la Fenafuth, Jorge Salomón, hasta hoy no es acertada, Fabian Coito está aplazado.
Imagen HB-TRABAJO-100921 (9)(800x600)
Este fue el primer equipo titular que mandó el entrenador Fabián Coito al frente de Honduras, fue para el amistoso con Ecuador el 26 de marzo de 2019, el resultado fue 0-0.
La Prensa