"Primera cita: temas que no debes hablar"

"

No pierdas el enfoque, la primera cita es clave para determinar el éxito o fracaso de una nueva relación

"

"

Seguramente imaginas la primera cita con el chico que te gusta como un momento lindo y romántico; sin embargo, podrías ser víctima de los nervios y terminar arruinando tus planes y no causar una buena impresión.

Si bien este primer encuentro es clave para que ambos se conozcan mejor, hay algunas cosas de las que es preferible no hablar, ya que aún no existe confianza al 100% y no sabes cómo podría reaccionar la otra persona.

“Cuando alguien te gusta se produce una descarga de hormonas y adrenalina por todo el cuerpo, y esto provoca que los latidos de tu corazón se aceleren”, dice la psicóloga Lesly Martínez. Esta reacción podría conducirte a decir cosas que no deberías, así que toma nota e identifícalas.

1. Problemas personales: Esta categoría encierra desbalances económicos, pleitos de tu hogar, enfermedades tuyas o de tus familiares, enfrentamientos verbales o físicos que hayas tenido, estrés laboral, etc. Esto solo denotará que eres una persona inestable y que no sabes lidiar con tus emociones. Asimismo, la otra persona podría sentirse incómoda, mejor relájate y habla de temas más alegres.

2. Exparejas: Si lo que pretendes es entablar un romance formal con esa persona, hablar de tus examores es un grave error en la primera cita. “Tocar este tema hará parecer que aún mantienes alguna comunicación cercana o interés en esa persona, y el nuevo chico podría perder el interés en ti al pensar que no has superado ese amor del pasado”, indica la psicóloga.

3. Relaciones sexuales: Si tu conversación fluye a partir de este tema, el mensaje es claro, no hay interés amoroso ni mucho menos formal. Claro, si quien toca este tema primero es la otra persona, debes estar atenta, ya que puede ser que tú sí sientas intenciones reales, pero, evidentemente, el chico de tu cita no. Así que es mejor hablar claro desde el principio y evitarás grandes sufrimientos a futuro.

4. Religión y política: Aunque estos dos sean temas de relevancia social, en una primera cita no es el mejor momento para expresar opiniones al respecto, ya que, con frecuencia, hay puntos en discordia. Sumado a esto, es de muy mal gusto discutir con alguien que recién conoces. Puedes mencionar superficialmente algún aspecto de actualidad, pero no ahondar en ello es lo más adecuado.

5. Defectos propios: Hablar de las cosas que no te gustan de ti misma y tus debilidades es una pésima idea para tu primera cita, asimismo, evita preguntar eso al chico, podría resultar muy incómodo y harás que te recuerde por los aspectos negativos en lugar de tus virtudes. Procura destacar tus cualidades, sin caer en la exageración, para que la persona con quien sales empiece a conocer lo mejor de ti.

6. Expectativas de una relación: Por muy emocionada que estés por salir, jamás debes exponer tus exigencias amorosas, pues una cita no implica compromiso, no significa que esa persona también esté interesada en formalizar un noviazgo que termine en boda. Debes calmarte y solo dejar que las cosas fluyan de manera espontánea, si no, parecerá que estás desesperada por tener pareja.

"