Refuerza la red de tu negocio

Si ya contabas con una red de routers o de sistemas mesh con el estándar anterior de WiFi y quisieras cambiar a WiFi 6, debes valorar muy bien todas las implicaciones

Ante la tendencia de adoptar una forma de colaborar híbrida en la que se impulse más la colaboración en cualquier lugar, es importante que las pequeñas y medianas empresas tomen en cuenta algunas consideraciones, conforme retomen paulatinamente cada vez más actividades presenciales dentro de sus oficinas.

Desde el último trimestre de 2019, WiFi 6 comenzó a captar cada vez más la atención, con el lanzamiento mundial de los primeros dispositivos que comenzaban a ser compatibles con esta tecnología que eleva la eficiencia de la conectividad inalámbrica.

Si ya contabas con una red de routers o de sistemas mesh con el estándar anterior de WiFi y quisieras cambiar a WiFi 6, debes valorar muy bien las implicaciones que tendrá cambiar tu infraestructura hacia este nuevo estándar.

Protección de nueva generación
De acuerdo con los técnicos de Linksys, WiFi 6 tiene cuatro veces más capacidad al conectar decenas de dispositivos simultáneamente, ya que elimina las interferencias ocasionadas por otras redes WiFi cercanas, para que la cobertura de la señal sea más estable y constante.

Además, por la manera en la que gestiona las distintas frecuencias, este estándar puede tener una cobertura más amplia, sin que la velocidad de transmisión de datos se afecte.

Por otro lado, también se mejora el consumo energético de los dispositivos, como laptops, tabletas y smartphones, pues al conectarse a una red con mejor desempeño, pueden permanecer más tiempo en el modo de espera.

Todo esto suena prometedor, pero, ¿qué hay que hacer para migrar del WiFi anterior hacia esta generación? Carlos Aldeco, director de ventas de Linksys en México, nos recuerda que WiFi 6 es capaz de conectarse con cualquier dispositivo, aunque trabaje bajo los protocolos previos.

"Hoy en una oficina no hay nada más computadoras o smartphones personales, también hay tabletas, multifuncionales inalámbricos, cada vez más cámaras de videovigilancia o salas de junta para videoconferencias", comentó Aldeco.

"Cada vez hay más dispositivos conectados en las oficinas, incluso en la automatización de la iluminación, el control de los accesos y un larguísimo etcétera, hacen un embudo, y la capacidad del router de gestionar todo eso será la clave del éxito o del fracaso de la operación diaria de una empresa".

Con el regreso paulatino a las oficinas, es probable que los espacios abiertos sean los más solicitados. Lugares como un balcón, una terraza o un 'roof garden' se convertirán en espacios de trabajo, por lo que habrá que asegurarse de que las zonas muertas de WiFi se minimicen, con la ayuda de sistemas mesh que estén habilitados con WiFi 6.

Aunque hay routers de grandes capacidades, los sistemas mesh cuentan con tecnologías que amplifican la cobertura de la red con una gran eficiencia y estabilidad, al analizar de forma automática la mejor forma de conectar a los dispositivos de manera inalámbrica.

En términos de seguridad, este nuevo estándar también eleva la seguridad con WPA3, el nuevo protocolo de seguridad que promete proteger a los usuarios de ataques que intenten obtener sus contraseñas.

También agrega cifrado de los datos de forma individual, con una encriptación de 192 bits, en lugar de los 128 bits de WPA2, por lo que sería más complicado quebrantar este tipo de protección.

"Los equipos de última generación, de gama media o alta, cuentan con WPA3 como una de sus características principales, así que es otra razón para saltar al WiFi 6", afirmó el director de ventas de Linksys.

Sin embargo, para sacar el mayor potencial de esta nueva conectividad, habrá que contar con dispositivos que estén habilitados para ella. En caso de que cuentes con laptops o computadoras que no posean tarjetas de red inalámbricas para WiFi 6, podrías percibir una mejora en tu conexión, pero no la llevarías al límite.

A pesar de sus bondades, la nueva estandarización del WiFi no representa el fin de la conectividad Ethernet, más bien es un mero complemento que mejorará el desempeño de la conexión inalámbrica.

"Es una cuestión de gustos para los administradores de red, tal vez con WiFi 6 no sea indispensable conectar los dispositivos con cables, a menos que por temas de seguridad se opte por conectar a los equipos que realizan tareas críticas o que vayan a transferir información muy sensible.

"En este sentido, el cable seguirá siendo predilecto y eso no va a cambiar pronto", comentó Aldeco.

Respecto a la protección de datos, Linksys ha realizado una alianza con Fortinet, una empresa enfocada a la ciberseguridad. Al sumar sus esfuerzos, la asociación daría como resultado el lanzamiento de dispositivos que entreguen una protección más robusta, al sumar el hardware de Linksys con el software de Fortinet para proteger, sobre todo, a los empleados que estén colaborando desde casa.

Aún no se han revelado detalles de estos nuevos dispositivos, pero Aldeco afirma que se lanzarán antes de que termine 2021. México está incluido entre los mercados a los que llegarán estas nuevas soluciones.

"Si eres un emprendedor, o eres dueño de una pequeña o mediana empresa y no te sientes cómodo con tu conectividad, pero no cuentas con alguien con experiencia en tu equipo, acude a los expertos para que te asesoren.

"Lo peor que puedes hacer y que puede traer las consecuencias más caras es que no prestes atención a la conectividad y a la seguridad de tu organización", concluyó el director de ventas de Linksys México.