Cómo ser una mujer guapa

Primero reconoce tus habilidades, aprende el arte de cuestionarte y date permiso para ser quien eres

Se conoce como guapa al adjetivo femenino que califica a una mujer físicamente atractiva, bonita, atrayente, agradable.

¿Cuál es la diferencia entre ser guapa y bonita? Se dice que una persona bonita nace así. En cambio, una persona guapa se hace.

Muchas veces hemos oído que la que nace bonita y con cuerpo esbelto tiene mejores oportunidades. El problema no es oírlo, sino creerlo, pues esto no es del todo cierto, sí hay oportunidades y éxito para todas, pero todo depende de la actitud.

Autoestima. “Sé tu propia fan, la número 1”. La autoestima es nuestra percepción y crítica personal, la confianza que tenemos hacia nuestra persona.

El Instituto Europeo de Psicología Positiva la define como el concepto que tenemos de nuestro propio valor basado en los sentimientos, pensamientos, sensaciones y experiencias que tenemos en relación con nosotros mismos.

Sentirte bonita, guapa o atractiva no tiene nada que ver con estar sobreproducida: con demasiado maquillaje o un cuerpo hecho a base de cirugías.

Todo lo contrario, ahora la belleza implica verte natural, casi sin esfuerzo, pero utilizando los mejores recursos para alguien que se conoce y se quiere, asegura Lucy Lara en su libro El poder de tu belleza.

Debes preguntarte: ¿tengo autoestima?, ¿la alimento? Para alimentar tu autoestima debes conocerte, tomar tiempo para saber realmente qué te gusta y disgusta. Cuáles son tus límites y dónde están tus miedos, tus fortalezas, trabajar día a día en el ¡me lo merezco!, ¡confío en mí!, ¡pongo mis propios límites!, ¡soy mi fortaleza!, ¡me encanta cómo se me ve esto!

Actitud. Un buen día depende más de tu actitud que de cualquier otra cosa. Esta frase es muy cierta y debería ser una de las primeras cosas que lleguen a tu mente cada mañana al despertar, pues hará que te levantes con ganas de brillar.

Lucy Lara cita en su libro El poder de tu belleza: “La clave para ser feliz está en ser capaz de cancelar la actitud de más es mejor para apreciar y agradecer lo que posees”.

Una persona infeliz e insegura no puede sentirse dichosa con su suerte, menos aún sacarle provecho. En cambio, una mujer que es feliz suele pensar que es más atractiva de lo que realmente es y, por lo tanto, lo proyecta.

Cuestiónate. Claudia Zablah, relacionadora pública, master coach en Neurolingüística y escritora, dice que para conocerte debes aprender el arte de cuestionarte. Esto hace que despiertes y empieces a buscar tu propia identidad.

No ignores tus emociones, pregúntate constantemente por qué te sientes de tal manera y atrévete a preguntarte qué necesitas para sentirte mejor, qué quieres en tu vida y qué no.

El cuestionamiento te va dando respuestas que serán la luz que permita ver el porqué de tus emociones, agrega Zablah. “¿Cómo aprendes a ser guapa? Las cirugías es mejor hacerlas en el alma. Arréglate por dentro y lo demás vendrá por añadidura. Que el motivo de tu belleza sea tu alma reparada, tu esencia como ser humano, tu carisma, tu bondad, tu sabiduría. Lucirás perfecta”.

“Si hablar con cariño a las plantas les ayuda a crecer, imagina lo que puedes hacer con tu persona a través de tu propio lenguaje”.

Para alimentar tu confianza, Claudia aconseja evitar compararte, reconocer tus habilidades, vivir desde lo que posees, no de lo que te falta, huir de querer encajar para ser aceptada. Date permiso para ser quien eres.

“Para encontrar tu poder debes reconocer que estás aquí por un propósito y encontrar en él tu poder. Utilizar el lenguaje para empoderarte, no para destruirte; sé consciente de tu postura corporal: desde tus gestos, tu espalda, tu cuello, tus hombros, apuesta por una postura de poder y envía información correcta a tu mente. Sé rebelde con causa, atrévete a pensar y ser diferente a los demás. Ser uno mismo es un acto de valentía”.

Te haces mucho daño al limitar tu vida con base en lo físico. Tu personalidad es lo más importante, es lo que te suma, lo que te hace única. Las mujeres se empeñan en tapar sus arrugas para verse bellas, y creo firmemente que una arruga en tu cara no te hace más linda, pero sí lo hace tu personalidad, tu corazón, tu bondad contigo misma y los demás. Claudia finaliza regalándonos una frase para repetir a diario: ¡soy suficiente!

guapa web2(800x600)

Eres lo que necesitas
Así que, dentro de las metas de tu vida, aprender a ser guapa debe ser una producción diaria. ¿Cómo? Conociéndote y creyendo que eres capaz de lograr lo que sea. Ten en cuenta que tu mente es un arma letal, recárgala con las balas de mejor calibre: trabaja en tu autoestima y toma la mejor actitud. Aprende a ser fabulosa, a ser guapa.

guapa web3(800x600)
Claudia Zablah

Opinión de la experta
“Para encontrar tu poder debes reconocer que estás aquí por un propósito y encontrar en él tu poder. Utilizar el lenguaje para empoderarte, no para destruirte”, Claudia Zablah, Escritora y relacionadora pública