¡Viva el Paisley!, en todas sus versiones

El estampado de Cachemira, llamado hoy Paisley, destaca por sus formas como de amibas, bacterias o grandes comas

Su nombre original Cashemira hace referencia a la región en la que nació, la cual se localiza al norte del subcontinente Indio; ahí, desde tiempos antiguos se utilizaba este motivo en toda clase de indumentaria.

A mediados del siglo 17 se comenzaron a importar a Europa prendas adornadas con estos elementos, que en poco tiempo cobraron gran popularidad. Tal fue su éxito, que para el siglo 19 muchos de los soldados que volvían de las colonias decidían llevar consigo chales con estos diseños.

Fue en 1820 que se empezaron a fabricar piezas con este patrón en la ciudad de Paisley, en Escocia, de donde toma su nombre actual. Durante los años 60, este ‘print’ era empleado para complementar el estilo psicodélico, apareciendo en vestidos fluidos y sueltos, así como en bandanas para la cabeza. Y a partir de entonces, ha sido recurrente en la moda contemporánea.

Una de las firmas que lo han adoptado es la italiana Etro, incluyéndolo en sus finas sedas y coloridas propuestas, tanto masculinas como femeninas. Otra que ha caído rendida es Tory Burch, quien presenta barrocos diseños trabajados en varios tonos de azul y verde.

También Acne Estudios realizó una colección bajo esta tendencia, con blusas y blusones en telas delgadas y volátiles, jumpsuits holgados y trajes completos, todos con dibujos de amibas en varios matices sobre fondos blancos.

Cómo lucirlo. Una regla base es no cambinarlo de preferencia con otro estampado. Aunque la mezcla de texturas es tendencia, te recomendamos usarlo mejor en una versión traslúcida. Luce mejor con piezas unicolor. A continuación te damos cuatro ejemplos para combinarlo. El enterizo, lo puedes usar solo o con un bolero.

paisley2(800x600)
El estampado de cachemira abunda en las mascadas, bolsos, backpacks, pañuelos, bandanas y toda clase de accesorios que puedes encontrar en tiendas locales.