El lavado correcto del cabello

Lavarse el cabello no es complicado, pero seguro que puedes mejorar su rutina de lavado para dar comienzo a un proceso de cuidado más efectivo tras semanas de confinamiento.

Si eres de las que se ha pasado la cuarentena con el cabello enrollado en moño, en cola de caballo o en el peor de los escenarios, sin lavarlo con frecuencia, no vamos a juzgarte, pero si te daremos unos útiles consejos para que pongas en buena forma de nuevo tu pelo.

Debbie Álvarez, estilista profesional y experta en tratamientos para el cabello, nos sugiere los siguientes pasos de lavado para hacerlo de manera correcta.

Primeramente, “aplicar el champú con el cabello húmedo, masajear el cuero cabelludo sin utilizar las uñas, solo las yemas de los dedos, para no causar heridas en el cuero cabelludo; repetir el proceso tres veces hasta sentir el cabello limpio.”

Luego se procede a la aplicación del tratamiento o acondicionador para el cabello. Después de lavarlo, aplicar el tratamiento o acondicionador, de medio a puntas y peinar con el producto hasta sentir el pelo suave. Enjuagar con abundante agua. Secar con una toalla y después aplicar una crema para peinar o proyector de calor.

Esto es bien importante: si el tratamiento dice dejarlo por tres, cinco o 10 minutos, hay que dejarlo el tiempo que dice, a veces cometemos el error de dejarlo mas tiempo de lo indicado y esto lo que provoca es resequedad en el cabello.

“Los tratamientos traen un activador térmico que ayuda a que los tratamientos tengan mayor efectividad el tiempo que estos indican”, explica la experta. Si lo dejan mas tiempo lo que provocarán es deshidratar el pelo en lugar de hidratarlo.

Álvarez recomienda no amarrar el cabello ni hacerlo moño cuando esté húmedo. “Hay que esperar a que se seque bien. Otro punto importante es no lavarlo en la noche, porque acostarse con el cabello húmedo provoca que salgan hongos en el cuero cabelludo o que este produzca mal olor.”

“Le aconsejo a las chicas, amas de casa o empresarias, a todas las mujeres en general, que sequen su cabello con secadora, que quiten la mayor cantidad de agua posible con la toalla o lo dejen secar al natural para luego peinarlo como ellas desean.”

Champú y acondicionador. La calidad de los productos utilizados o cómo son utilizados marca un antes y un después en la salud del cabello.

“Normalmente nos lavamos el pelo de manera automática. Sin pensar en la posibilidad de estar usando el producto adecuado para el tipo de cabello que tenemos”, comenta Mario Anes, director artístico de Cotril España.

Para Anes las claves de un buen lavado residen en elegir “el champú y acondicionador perfecto para cada tipo de cabello”.

Lavarlo a diario tampoco hace que se caiga. Lo que daña tu cabello es no elegir bien el champú, usar una temperatura del agua inadecuada y llevar una mala alimentación.

Así lo explica la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) que no establece una frecuencia de lavado del cabello porque “depende de lo sucio que esté”.

Asimismo aclaran que la frecuencia de lavado óptima dependerá de su grosor, de lo graso que sea, de si está sometido a algún tratamiento que lo reseque o lo dañe más de lo normal, como algunas coloraciones agresivas o moldeados permanentes, etc.

“Los champús están en contacto con nuestro cabello durante unos minutos como máximo, por lo que es imposible que el producto haga nada contra el folículo piloso”, y que la alopecia es más una cuestión genética en la que intervienen factores externos, hereditarios, cambios hormonales, una enfermedad, la dieta, el estrés, o hábitos tóxicos, como el alcohol o el tabaco.

La limpieza del cuero cabelludo, y de la piel, es un hábito higiénico recomendable para mantener la elasticidad, brillo y buen crecimiento del cabello. Cuanto menos se lave la cabeza, más se incrementan disfunciones como caspa, grasa, picores…”, corrobora Alberto Gorrochategui, director de Clínica Ercilla, en Bilbao.

Covid-19
¿Nos debemos lavar el pelo al regresar de la calle? Hasta el momento no hay una investigación o prueba contundente que indique algún posible riesgo de contagio por medio del cabello. Sin embargo, hay quienes sugieren no tocarlo mucho cuando se tiene contacto con el mundo exterior.

La dermatóloga Hadley King aconseja lavar el cabello con los productos de costumbre e incorporar cuidados adicionales, como limpiar de manera profunda el cepillo para el pelo, evitar tocarse la cara o el pelo en la calle, recogerlo al salir y lavarlo con más frecuencia.

co-debbie-050620(800x600)
"Esto es bien importante: si el tratamiento dice dejarlo por tres, cinco o 10 minutos, hay que dejarlo el tiempo que dice, a veces cometemos el error de dejarlo mas tiempo", Debbie Álvarez, estilista profesional, experta en Keratina.