Los agresores deben aprender las consecuencias de sus actos.
Los agresores deben aprender las consecuencias de sus actos.

Agravan bullying los papás permisivos

Los niños acosadores necesitan desarrollar habilidades socioemocionales y sus padres buscar medios de ayuda


Los padres de familia pueden ser un obstáculo en la lucha contra el acoso escolar, considera Trixia Valle, experta en prevención de bullying.

En ocasiones, cuando un profesor o una escuela intentan implementar medidas para atender esta problemática, los papás de los estudiantes agresores se interponen, detalla la autora de 11 libros sobre el tema.

"Muchas veces los niños 'bully' tienen papás sobreprotectores que justifican: 'Ay, seguro te obligaron' o 'seguro fue idea de no sé quién'", ilustra.

"Y lo que pasa es que la mamá o el papá del niño 'bully' va a la escuela y dice: 'Si castigan a mi hijo, voy a demandar', y empiezan a sobreproteger", agrega.

Entonces, los menores agresores no aprenden las consecuencias de sus actos, y el problema no se resuelve, explica, pues continúan acosando a sus compañeros.

"Los papás debemos aislar el hecho y poder actuar en consecuencia. Sobreproteger a los hijos, lejos de ayudarlos, los disminuye en habilidades socioemocionales", advierte.

Agrega que a esto se suma que los padres del menor agredido se molesten con las autoridades educativas por considerar que no atienden el problema.

Esto puede ocasionar, sostuvo, que los profesores sean acosados por los padres y se conviertan también en víctimas de bullying.

"Se vuelve un circulo vicioso. Ambos padres pueden bulear a los maestros. Unos porque dicen '¿Por qué no hiciste nada?', cuando sí lo hicieron, pero no pueden obligar a que el otro padre de familia ponga orden con sus hijos. Y los otros porque amenazan", detalla.

Por esta situación, algunos maestros experimentan ansiedad y hasta depresión.
Para brindar orientación a las escuelas sobre cómo pueden atender los casos de acoso escolar, el organismo de certificación Lloyd International publicó el libro Protocolo para la Atención del Bullying.

Valle, ex directora de Fundación en Movimiento, asociación pionera en prevención del bullying, señaló que esta guía puede acompañar a las escuelas.

Destacó que es importante porque actualmente la Ley considera como falta grave el hecho de que se omita el acoso escolar y no se atienda, lo que puede conllevar sanciones administrativas y económicas de parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP) hacia las escuelas, y pueden perder su incorporación.

A los padres les recomendó cooperar en el combate al acoso escolar y no afectar a sus propios hijos sobreprotegiéndolos.

A decir de Roberto Martínez Yllescas, director del Centro de la OCDE en México para América Latina, el protocolo antibullying es necesario porque el País ocupa el primer lugar en acoso escolar en primaria y secundaria a nivel mundial.

"En nuestro país es un problema real el de la violencia en general, y los niños repiten y replican lo que ven en su entorno. Por eso es urgente tomar acciones y pensar en formas de prevenir el bullying y la violencia en general", explicó.

Subrayó que también es importante fortalecer las habilidades socioemocionales de los estudiantes, las cuales ayudan a prevenir el bullying, porque los menores aprenden a ser tolerantes, a desarrollar empatía, a interactuar respetuosamente con sus compañeros de clase, describió.

co-mama2-050419(800x600)
Es importante fortalecer las habilidades socioemocionales de los estudiantes, las cuales ayudan a prevenir el bullying, porque los menores aprenden a ser tolerantes, a desarrollar empatía, a interactuar respetuosamente con sus compañeros de clase.

No ser permisivos
A los padres se les recomienda cooperar en el combate al acoso escolar y no afectar a sus propios hijos sobreprotegiéndolos. A decir de Roberto Martínez Yllescas, director del Centro de la OCDE en México para América Latina, el protocolo antibullying es necesario en casa y escuela.