Recolectan víveres para tolupanes de la Montaña de la Flor

El centro de acopio es el Seminario Menor San Pedro Apóstol en la colonia Moderna de SPS.

Las donaciones se recibirán en el Seminario Menor Santiago Apóstol en la 5 calle, 19 y 20 avenida de la colonia Moderna, detrás del Instituto La Salle.
Las donaciones se recibirán en el Seminario Menor Santiago Apóstol en la 5 calle, 19 y 20 avenida de la colonia Moderna, detrás del Instituto La Salle.

San Pedro Sula, Honduras

La solidaridad no se ha hecho esperar y los sampedranos también dirán presente para ayudar a los tolupanes de la Montaña de la Flor.

Un reportaje de LA PRENSA publicado el lunes reveló la situación de hambre que atraviesan. Los cultivos se perdieron por el veranillo que los afectó y los líderes de las 31 tribus de la etnia tulipán anunciaron una hambruna sin precedentes.

El padre Henry Asterio Rodríguez, asesor de la pastoral vocacional de la diócesis de San Pedro Sula, tuvo la iniciativa de abrir un espacio para ayudar a los tolupanes.

Cinco
tribus tolupanes en Orica, cada una está conformada por 12 comunidades que responden a un cacique y presidente de la tribu.

“Hemos tenido noticias de la terrible sequía que afecta el nororiente de nuestro país, en especial la Montaña de la Flor y a nuestros hermanos tolupanes, históricamente olvidados por la sociedad hondureña”, expresó. El sacerdote apeló a la solidaridad y generosidad de los católicos y todas las personas de buena voluntad para que sean brazo abierto y manos extendidas para estos hermanos en esta dura prueba.

“Esta semana y la próxima, hasta el viernes siete de septiembre, se estarán recibiendo víveres no perecederos, como alimentos enlatados, pastas, conservas, sopas, granos básicos, azúcar, sal, café, manteca o aceite”, expresó.

Las donaciones se recibirán en el Seminario Menor Santiago Apóstol en la 5 calle, 19 y 20 avenida de la colonia Moderna, detrás del Instituto La Salle.

El llamado es para que todos colaboren, compartan el mensaje con todos aquellos que conozcan y de esa manera se preste la ayuda a nuestro prójimo recordando las palabras de Jesús.

“Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de estos hermanos, aun a los más pequeños, por mí mismo lo hicieron”, recordó el sacerdote. Los víveres se entregarán después del siete de septiembre entre las comunidades afectadas.