13/08/2022
12:22 PM

Más noticias

Recibe 15 años de cárcel por matar a hombre que no le vendió más alcohol

Asesinó a su víctima a puñaladas, después de una discusión.

La Ceiba, Honduras.

Un hondureño fue condenado en tribunales ceibeños durante las últimas horas a 15 años de cárcel por cometer un homicidio en contra de un comerciante.

Adonay Antonio Cantillano fue procesado por el delito de homicidio simple en perjuicio de Mario Guadalupe Puerto Martínez.

La audiencia para la individualización de la pena se programó para el 28 de julio de 2022. Según el artículo 192 del nuevo Código Penal, la pena mínima por homicidio simple es de 15 años de reclusión.

HECHOS

Según se probó en juicio oral y público, el 19 de marzo de 2021, la víctima se encontraba con su familia celebrando el Día del Padre en su casa de habitación ubicada en el barrio El Centro de la aldea El Naranjal, La Masica, Atlántida.

En ese mismo lugar funciona un negocio de su hermana, quien vendía bebidas alcohólicas. Ahí llegó Adonay Antonio Cantillano, en compañía de Milton Santos.

Instantes después, hubo una discusión familiar, por lo que Mario Guadalupe Puerto Martínez se fue acostar y decidieron cerrar el lugar, advirtiendo a los clientes que se hallaban en el negocio, que se retiraran porque ya estaban cerrando.

Debido a esta decisión, Adonay Antonio Cantillano y Milton Aroly Santos Caballero se enojaron y empezaron a mover el portón de la vivienda, el cual se desprendió y le cayó encima al hermano de Mario Guadalupe, identificado como Elvin Amed Puerto. Luego, se fueron del lugar.

Sin embargo, momentos más tarde, los dos hombres regresaron en una motocicleta que dejaron tirada en el lugar; y al llegar, empezaron a tirar piedras al techo de la vivienda de Mario Guadalupe.

Al escuchar los golpes en el techo, el ofendido se levantó y de inmediato empezó a seguir a Adonay Antonio Cantillano y Milton Aroly Santos Caballero, a quienes alcanzó a una cuadra de distancia de su casa.

En el enfrentamiento, Milton Aroly Santos Caballero agarró a Mario Guadalupe, lo sujetó con fuerza, lo que aprovechó Adonay para propinarle dos puñaladas certeras, una que le perforó el pulmón y que le cegó la vida.

Ambos agresores fueron capturados posteriormente y puestos a la orden Ministerio Público, sin embargo, ya en el proceso, el Tribunal decretó sentencia condenatoria contra Adonay Antonio Cantillano y dictó sentencia absolutoria a favor de Milton Aroly Santos, de lo que se analiza impugnar parcialmente el fallo.