19/05/2024
12:00 AM

Kevin: 'Saldré de prisión con mi frente en alto”

  • 30 noviembre 2014 /

Kevin Solórzano agradece el apoyo de miles de personas que confían en que no mató a un fiscal hondureño.

Tegucigalpa, Honduras

A 10 días de permanecer recluido en la Penitenciaría Nacional, el universitario Kevin Joshua Solórzano Hernández (19) muestra su fortaleza a sus padres, quienes han emprendido una lucha por demostrar la inocencia del menor de sus tres hijos.

El joven es acusado de cometer el asesinato del exfiscal Edwin Eguigure, ocurrido el 11 de noviembre en la aldea El Chimbo, Santa Lucía.

Un retrato hablado es la única prueba con que cuentan las autoridades en su contra; mientras que la prueba de su inocencia es un video captado por una cámara de seguridad de la universidad adonde estudia, que lo muestra mientras se dirige a su aula, minutos después de que se cometería el crimen del exfiscal.

Los reclusos con los que comparte celda se han solidarizado con él y son los que a diario le dan palabras de aliento. Para el estudiante de la carrera de Ingeniería en Gestión Logística, “esta es una prueba que Dios me ha puesto para hacerme más fuerte y para que sea un testimonio de fe”.

Para Ana Betty Hernández, la madre de Kevin, los días que su hijo lleva recluido se han convertido en una eternidad, “yo estaría dispuesta a quedarme en este lugar si me dijeran que él está libre”, dijo mientras abrazaba al más pequeño de sus tres vástagos.

“El tiempo de Dios es perfecto, él será quien decida cuánto debo estar aquí”, dijo Kevin mientras acariciaba la cabeza de su madre. El joven afirma que “esta experiencia me ha servido para reconciliarme con Dios, desde hace casi cuatro años que nos fuimos a vivir a El Chimbo no asistía a la iglesia y con todo esto él (Dios) me recordó que no debía alejarme”. Aseguró que el día que llegó a la cárcel había un culto de la iglesia evangélica, por lo que fue y durante el acto religioso el pastor preguntó: “¿Quién quiere reconciliarse hoy con Dios?” y, “yo pasé adelante y me reconcilié, ahora voy siempre que hay culto”, comentó.

Se realizan marchas pidiendo justicia para Kevin.

Se realizan marchas pidiendo justicia para Kevin.

Agradecido

A pesar de su difícil situación, Kevin ve con buenos ojos su encarcelamiento, ya que considera que Dios lo ha utilizado como un instrumento para dar fe de las necesidades que hay dentro de la prisión.

A manera de agradecimiento, Kevin escribió una pequeña nota que quiso compartir con todas las personas que lo han apoyado y en la que dice qué será lo primero que hará cuando recupere su libertad: “Primeramente darle gracias a Dios por darme mi libertad, agradecer a mi familia, amigos, medios de comunicación y a todas las personas que me han apoyado, seguiré con mi carrera, me graduaré y cumpliré mis sueños, y ante todo saldré con mi frente en alto porque soy inocente. Gracias a todos por su apoyo incondicional. Dentro de pocos días nos veremos, no hay que perder la fe. Dios nos bendiga. Kevin”.