Más noticias

En juicio banda que trasegó 14 toneladas de coca en un año

Los acusados fueron capturados en un lavadero de carros adonde tenían $362,800 en sacos; la Fiscalía tiene pruebas que es dinero de venta de drogas.

Tegucigalpa. Por los delitos de tráfico de drogas agravado y lavado de activos, cuatro presuntos miembros de una red internacional de crimen organizado enfrentan las pruebas presentadas por la Fiscalía en un juicio oral.

Los imputados Cristian Kristoff Urbina, alias Tío, Luis Miguel Kristoff Urbina, José Orlando Pacheco Kristoff y José Nelson Geovani Santos Mejía fueron capturados por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) en la operación Alicanto II el 9 de mayo de 2019.

Los hondureños a través de las investigaciones han sido vinculados a una red criminal transnacional que operaba en Colombia.

El principal enlace en Honduras, según la acusación, era Cristian Kristoff Urbina, quien se encargaba de coordinar el ingreso al país de cargamentos de cocaína, por vía aérea y marítima, proveniente de los países de Sudamérica.

Además, se comprobó que los Kristoff coordinaban junto con otras personas el almacenamiento, transporte, entrega, suministro y salida de la droga del país, siendo sus lugares de operación los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida, Yoro, Cortés, Santa Bárbara y Copán, para luego seguir la ruta hacia Guatemala con destino final México y Estados Unidos.

Entre 2017 y 2018, agentes antidrogas identificaron 26 eventos donde habían transportado a Honduras unas 14 toneladas de cocaína, de las cuales fueron decomisados 882 kilos en Honduras y Panamá.

La Fiscalía logró documentar ocho eventos de tráfico de drogas, cuatro por vía área, una embarcación y tres por vías terrestres, de los cuales tienen participación la organización criminal liderada por Cristian Kristoff.

El 1 de e septiembre de 2018 fue capturado Hugo Renán Peraza Molina, a quien le decomisaron 420,000 dólares ocultos en un vehículo pick-up.

En la colonia Aurora, de San Pedro Sula, el 14 de noviembre de 2018 fueron capturados los acusados y les decomisaron 362,800 dólares en sacos en un lavadero de carros.

La Fiscalía está presentado las pruebas de esos decomisos contra los detenidos.