28/01/2023
07:11 AM

Más noticias

La clase media es la más afectada por los secuestros

  • 27 noviembre 2022 / 18:33 PM /

Por la efectividad de la Unidad Nacional Antisecuestros los índices del ilícito son más bajos que en 2021. Este año desarticularon 9 bandas y condenaron a 29 secuestradores.

San Pedro Sula, Honduras.

Los microempresarios y comerciantes es a quienes está afectando más el delito de secuestro que se está dando en los últimos meses en la modalidad del pago rápido del rescate, conocido como secuestro exprés.

Las investigaciones de la Unidad Nacional Antisecuestros (UNAS) de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) establecen que en la actualidad en Choloma es donde hay mayor incidencia de casos de ese tipo y las víctimas son personas de la clase media.

Pese a la incidencia del delito los índices de secuestros son más bajos este año que en el 2021 por la efectividad de las autoridades de la UNAS en la lucha contra los secuestradores.

Regístrate y sé parte de la comunidad más grande de LA PRENSA

En el combate a ese flagelo la UNAS a quien se está enfrentando es a la Pandilla 18 que es la estructura criminal que está cometiendo ese ilícito.

Por la efectividad de la Unidad Nacional Antisecuestros los índices del ilícito son más bajos que en 2021.

Los microempresarios y los comerciantes son el principal blanco pues son los más vulnerables al secuestro exprés porque en su mayoría tienen sus negocios en zonas donde hay presencia de esa estructura criminal.

Claves

1. La Unidad Nacional Antisecuestros tiene en funcionamiento tres oficinas que le permite dar cobertura en todo el país en el combate al delito del secuestro. Una de las oficinas está en Tegucigalpa, otra en San Pedro Sula y la tercera en La Ceiba. Las tres regionales cuentan con personal y logística para su accionar.

2. Durante 2022 se han presentado 12 casos de autosecuestro que en el artículo 529 del Código Penal es tipificado como simulación de infracción inexistente y castigado con 6 meses a 2 años de prisión. Ese delito se disparó en 2020 por el desempleo de la pandemia que motivo a mucha gente a sacarle dinero a parientes.

3. La Unidad Nacional Antisecuestros (UNAS) fue creada en el año 2013 en sustitución del Grupo Especial Antisecuestros (GEAS) para dar respuesta contra la ola de secuestros que se venía dando en el país y desde su inicio ha contado con el apoyo de las autoridades de Seguridad y organismos de otros países.

Eso facilita a los pandilleros a hacer la investigación y el seguimiento a este tipo de víctimas y no a personas de clase alta porque andan su seguridad y para indagar a alguien de esa posición social se necesita los contactos para acceder a la información personal y patrimonial por eso es que de clase media es las más vulnerable.

Al pequeño empresario y a los comerciantes todo mundo los conoce y saben a que hora sale y que hora llega.

Efectividad

Las estadísticas de la UNAS reflejan la efectividad de esa institución en el combate al flagelo del secuestro y prueba de ello es que los índices del ilícito son más bajos que en el 2021 con una baja de tres plagios.

Este año han desarticulado nueve bandas de secuestradores y la UNAS con el equipo de fiscales del Ministerio Público que trabajan lograron 29 sentencias condenatorias en los tribunales de justicia. En lo que va del año han capturado 32 personas por secuestro.

Las cifras de la UNAS indican que durante el año 2022 las estructuras criminales han exigido en los secuestros que han perpetrado la cantidad de 106,992,000.00 de lempiras de los cuales se ha evitado pagar la cantidad de 103,136,000.00 lempiras representando el 96 por ciento que se ha evitado que llegue a las manos de las estructuras criminales para fortalecer sus acciones ilícitas.

Este año desarticularon 9 bandas y condenaron a 29 secuestradores.

Las autoridades de la Unidad Antisecuestros resaltaron que en mayo de este año le dieron un duro golpe al delito de secuestro al desarticular una organización criminal sanguinaria llamada Los Mochadedos que estaba dando problemas en el occidente del país. Dicha organización tenía siete secuestros en su haber. La estructura delictiva era llamada así porque le cortaba los dedos a sus víctimas y se los mandaban a sus familiares para presionarlos a pagar los rescates.

Tomar en cuenta

Los ciudadanos pueden llamar al 9462-8612 de la Unidad Nacional Antisecuestros (Unas) o al teléfono 911 del Sistema Nacional de Emergencia para evitar ser víctima de secuestros. Las autoridades le hacen un llamado a la población para que confíe en la Unas, cuyos resultados en el combate al secuestro son visibles. Les piden a las personas que denuncien para hacerle frente a ese flagelo, ya que si no hay denuncia es difícil combatir el delito. Enfatizaron en que la denuncia es clave.

Cuando estaba activa esa banda se daban en forma frecuente secuestros en Cofradía, Naco y Santa Bárbara y desde que se capturó a los miembros de la organización criminal, incluyendo a su jefe, no se registran secuestros en el occidente del país.

El 3 de noviembre las autoridades de la UNAS le pegaron otro golpe las estructuras criminales dedicadas a ese flagelo al capturar a Cristian Enrique Rápalo Zelaya (de 25 años), alias Pingo, uno de los cerebros de los secuestros exprés en Choloma. Rápalo Zelaya, miembro de la Pandilla 18, fue apresado cuando vacacionaba con su esposa en un hotel de lujo de playa en Puerto Cortés.

Con la captura de El Pingo, según las autoridades, se frenó la comisión de los secuestros exprés. El 22 de noviembre agentes de la UNAS rescataron en un motel de San Pedro Sula a la hija de un empresario que cinco horas antes había sido secuestrada en la colonia Trejo.

En el operativo apresaron a cuatro de los secuestradores que son miembros de la Pandilla 18.Estrategia. El personal de la UNAS es adiestrado en inteligencia criminal, capacidades investigativas y capacitado a nivel internacional.

Es la única unidad de la Policía que tiene el apoyo directo de la Fiscalía, incluso trabajan en las mismas instalaciones.

Un agente para despejar cualquier duda solo abre una puerta y consulta al fiscal, o sea que la asesoría del fiscal es a diario. No hay fuga de información porque la unidad labora en un circulo muy cerrado y no se trabaja en conjunto con otras entidades policiales.

Durante 2022 se han presentado 12 casos de autosecuestro.

También los agentes están capacitados para la operación táctica y ellos mismos pueden hacer los allanamientos para rescatar las víctimas o apresar a los plagiarios. Antes tenían que llamar a los equipos de choque ahora no.

Otra de las fortalezas es que el personal que sale del centro de estudio donde se capacita va directamente a la unidad y eso evita la contaminación de los agentes. La UNAS además cuenta con moderno equipo en la parte técnica en comunicaciones.

Una de las cosas positivas de la unidad es la credibilidad porque tiene un grado de efectividad arriba del 97 por ciento en todos los casos de secuestros que han presentado y eso va generando la confianza en la ciudadanía. Entre las desventajas que enfrentan es que las personas no denuncian porque están atemorizados por las estructuras criminales y no proporcionan información lo cual obstaculiza la investigación.

Las autoridades de las UNAS dijeron que ese problema lo tienen en Choloma porque las estructuras criminales tienen atemorizados todo el sector y eso complica las indagaciones porque es difícil incluso obtener una declaración de las víctimas. Otra de las desventajas es que en las reformas que le hicieron al Código Penal las penas por el delito de secuestro fueron reducidas casi a la mitad lo que permite que los condenados por ese ilícito salgan rápido y vuelven a delinquir.