25/02/2024
07:42 AM

Hermano de Zulma Rodríguez: “Siento destrozado mi corazón, era mi hermana más amada”

Zulma Paola Rodríguez (de 10 años) fue encontrada asesinada en un río después que desapareciera el sábado cuando dos hombres se la llevaron a la fuerza.

Santa Bárbara

Como una niña carismática, servicial y humilde, los pobladores de la aldea Gongora, municipio de Las Vegas, describieron a la pequeña Zulma Paola Rodríguez (de 10 años), quien el miércoles fue encontrada asesinada en un río.

LA PRENSA llegó hasta la humilde vivienda en donde reside la familia Rodríguez. Una pequeña casa recién construida de bloque, en el interior solo hay dos camas que ayer mismo fueron donadas por el alcalde.

En el patio estaba una camita vieja, bordada con cabuyas, la cual por 10 años fue la cuna de la pequeña Zulma.

En el interior de la casa quedó un peluchito que era el juguete favorito de la pequeña. Ayer el osito era acariciado por la hermanita, quien se salvó de milagro, porque al ver que los dos hombres se llevaban a su hermana mayor, salió corriendo.

En la comunidad hay consternación por el hecho criminal que enluta a toda la aldea.

Los pobladores ahora viven con temor, ya que desde la desaparición de la niña el sábado 5 de noviembre tenían la esperanza de que solo estuviera perdida, pero nunca imaginaron que la encontrarían asesinada.

En la aldea Gongora los pobladores y familiares claman por justicia y esperan que la Policía capture a los asesinos. FOTOS: MELVIN CUBAS Y JOSÉ CANTARERO

Josefa Bardales, madre de Zulma Paola, dijo que la niña tenía problemas de la vista, por lo que no estaba matriculada en la escuela y ese sábado salió junto a su otra hija de 8 años y un primito a jugar al río, pero horas más tarde solo regresaron dos niños, quienes avisaron que dos hombres se la habían llevado a Zulma.

Mario Orlando Rodríguez, alcalde auxiliar de la aldea, contó que “desde el sábado en la noche comenzamos a buscarla. El domingo avisamos a la Policía y subimos a la montaña esperando encontrarla viva, fue terrible encontrarla muerta, no sabemos por qué hicieron eso a una niña inocente”.

José Lenín Rodríguez, hermano de la niña, fue requerido por la Policía para investigación, pero fue dejado en libertad y dijo que el día que desapareció su hermana, él estaba cortando café, “siento destrozado mi corazón, era mi hermana más amada, no creo todavía que esté muerta”.

La niña estaba matriculada en la escuela, pero todos los días llegaba para comer de la merienda y colaboraba con las actividades y mandados del centro educativo.

“El pasado viernes fue la última vez que la vi, no olvidaré sus palabras porque me dijo ‘profe, qué bonita anda’, me limpiaba el escritorio, todos la queríamos en la escuela, era una niña inocente, no se merecía esto”, lamentó Xenia Hernández, maestra de la escuela.

En la humilde vivienda solo quedó un pequeño peluche que era el juguete favorito de Zulma Paola Rodríguez (de 10 años), quien el miércoles fue encontrada asesinada en un río de la zona.

Justicia

La familia asegura que no tiene enemigos. Joel Rodríguez, padre de la menor, llegó ayer a Medicina Forense de San Pedro Sula, en donde expresó “solo pedimos que se haga justicia”.

El cuerpecito ingresó a la morgue en avanzado estado de descomposición, presentaba golpes e investigan si fue víctima de abuso sexual.

Las autoridades policiales habían capturado a dos personas para investigación, pero aseguran que ya están tras la pista de los hechores, por lo que en las próximas horas podrían ejecutar capturas.

Karla Zavala, subcomisaria de la Policía, informó que ya “ya tenemos avances en las investigaciones y se han identificado a dos sospechosos, hay equipos de inteligencia trabajando en la zona”.

El féretro con los restos de la pequeña Zulma llegó ayer en horas de la tarde a la aldea, en donde le darán el último adiós.