Copán, Honduras.

Un intenso registro ordenado por la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado, con apoyo de la Oficina Policial de Investigaciones Financieras, la Unidad de Investigaciones Sensitivas y elementos de la Policía Militar y del Orden Público permitió el hallazgo de un arsenal abandonado en una quebrada en la comunidad de El Espíritu, Florida, Copán.

Desde el lunes, los órganos fiscales y militares se encuentran en la zona ejecutando la Operación Morazán para incautar los bienes acreditados a la familia Valle. Durante las tareas de aseguramiento, los investigadores han recorrido el sector milímetro a milímetro y ayer en la tarde la alerta se giró cuando se observaron bultos que flotaban en una quebrada.

Tras la inspección se descubrieron cuatro sacos y una maleta roja en cuyo interior encontraron 10 fusiles 2.23 y M 16 calibre 5.56, dos escopetas 12, cinco miniuzis, 16 revólveres 3.57, seis pistolas nueve milímetros, dos Ak-47 y munición de diferentes calibres. Llamó la atención de las autoridades que dentro de una caja negra se encontró una pistola nueve milímetros con cacha de oro y piedras incrustadas.

“No se tiene información de a quién pertenecen las armas, pero se investiga si el armamento sería propiedad de la familia Valle”, dijo uno de los investigadores. Las autoridades ayer entrevistaban a los pobladores de la zona para obtener información sobre la procedencia del armamento; pero no han logrado establecer elementos claros y contundentes que identifiquen a las personas que dejaron abandonadas las armas.

Autoridades informaron a LA PRENSA que mañana se hará una búsqueda más minuciosa que los lleve a confirmar o descartar si en el corredor que comunica con Guatemala pudieran encontrarse más armas, porque desde el lunes se han internado para encontrar otras propiedades que pertenecen a los hermanos Valle.