Más noticias

A medias trabajan buses en Choloma ante amenazas

Ante la falta de unidades, los usuarios utilizaron los buses que cubren la ruta de Puerto Cortés hacia San Pedro y que pasan por el municipio de Choloma.

En el punto de taxis de la aldea La Jutosa, hay policías dando resguardo para evitar que se den más incidentes violentos.
En el punto de taxis de la aldea La Jutosa, hay policías dando resguardo para evitar que se den más incidentes violentos.

Choloma.

En medio del temor de que los motoristas y ayudantes sean asesinados, comenzaron a trabajar ayer algunas unidades del transporte en este municipio porque siguen amenazados por grupos de extorsionadores que les exigen más dinero del que ya les pagan.

La zozobra de los trabajadores de buses y taxis ha aumentado luego de los asesinatos de tres taxistas el lunes 11 de febrero en la aldea Jutosa y la colonia Victoria de Choloma. Uno de los ataques ocurrió a eso de la 1:00 pm en el punto de taxis ubicado en el desvío a la aldea La Jutosa, donde fueron asesinados Jonathan López Delcid (de 23 años) y Kevin Mejía (de 22), quienes eran primos y conducían carros de alquiler de esa ruta.

rr choloma 140219 2(1024x768)
De algunos de los puntos de Choloma salieron pocos buses por miedo a que maten a los conductores.

En el tiroteo también resultó herido otro taxista identificado como Orlin Morales (de 25 años). En otro hecho también en horas de la tarde de ese día fue asesinado el conductor de una mototaxi identificado como José Luis Cruz en la colonia Victoria del sector López Arellano. Según las autoridades, en el caso de La Jutosa una mujer fue identificada de haber disparado desde una motocicleta contra los dos taxistas asesinados.

De las muertes ocurridas en Choloma, el móvil investigado es el cobro de extorsiones al que están sometidos los dueños de empresas de transporte que son amenazados con asesinar a los motoristas. Los grupos de maras nuevamente les exigieron un aumento en los pagos y como represalia mataron a los conductores de taxis.

Las empresas desde el martes paralizaron sus unidades de transporte y ante el temor ayer dijeron que solo estaban trabajando algunos de los buses. “No hemos salido por temor a que nos pase algo”, dijo uno de los motoristas. En el punto de buses Ticamaya, la Policía tenía apostados ayer a agentes y una patrulla hacía recorridos por las paradas de buses y en los otros puntos también había agentes del orden.