Más noticias

Depósitos fraccionados encontraron en cuentas bancarias

La Fiscalía realizó un análisis financiero de los movimientos monetarios del oficial Oquelí Mejía Tinoco, acusado de lavado de activos.

El comisionado Mejía Oquelí ingresó a la Policía en 1992 y, según las investigaciones, lo único que percibió fue su sueldo, pues no tenía otra actividad comercial.
El comisionado Mejía Oquelí ingresó a la Policía en 1992 y, según las investigaciones, lo único que percibió fue su sueldo, pues no tenía otra actividad comercial.

Tegucigalpa, Honduras

Depósitos en cuentas bancarias de hasta medio millón de lempiras que hizo el comisionado Lorgio Orquelí Mejía Tinoco resultaron sospechosos de lavado de activos para la Fiscalía, pues, según las investigaciones, no tienen sustento legal.

En la acusación por el delito de lavado de activos interpuesta en el juzgado con jurisdicción nacional en Tegucigalpa se señala que el comisionado Mejía Tinoco y su entorno familiar no tienen registro de permisos de operación ni declaraciones de ingresos como propietarios o socios de negocios, por lo que no pudieron determinar el origen de otros ingresos que justifiquen 14,531,619.21 lempiras. Los más de L14 millones, según la Fiscalía, fueron utilizados en el pago a tarjetas de crédito por un valor de 2,262,138.37.

También hizo una inversión en mejoras a una residencia en Villas Serán a un costo de L2,262,760, así como pagos al Instituto de Previsión Militar (IPM) por L2,927,056.79 de forma directa.

Por depósitos y créditos bancarias y créditos, la Fiscalía encontró L6,977,960.11.

10,000
lempiras era la suma mínima que cobraban a los transportistas de ganado de Honduras y Nicaragua a cambio de no revisar la jaulas en las que en algunas llevaban droga, según la Fiscalía

En la investigación al comisionado de Policía, que comprende entre 2007 y 2017, los agentes financieros detectaron que las mayores transiciones en cuentas bancarias fueron en 2010-2011, disminuyendo considerablemente en 2012-2013 hasta quedar en inactividad en 2014.

En los cuestionamientos que hace la Fiscalía, se especifica el caso de una cuenta bancaria abierta por el comisionado Mejía Tinoco el 23 de febrero de 2015 con un deposito de 278,000, y de manera fraccionada en los días 23 y 24 de febrero hizo retiros hasta de 178,000 lempiras.

En otra cuenta bancaria abierta el 23 de febrero de 2015 se refleja siete depósitos con un total de 553,747.96 lempiras, retirando la mayor parte del dinero en un corto período.

Policias buscados(800x600)
José Alex Castellanos, Oficial expulsado. Germán Ponce, Policía activo. Sergio baquedano, Policía activo. Juan José Hernandez, Policía activo. Wendy Castro, esposa de Oquelí Mejía y Denisse Yamilet Morales, exesposa de Oquelí Mejía.

Entre 2011 y 2016, el comisionado obtuvo de extrafinanciamiento e intrafinanciamientos y otros créditos un valor de 893,631.96 lempiras.

17
millones de lempiras es, según la Fiscalía, lo que el comisionado, su esposa y la exesposa no tienen justificación legal, pues no tenían ninguna otra actividad comercial que les generara otros ingresos

Para los fiscales, los préstamos adquiridos por el acusado tienen una característica inusual: fueron pagados de forma anticipada, en efectivo y no tienen causa justificada de dónde se obtuvieron esos ingresos.

Por los múltiples depósitos a las cuentas del comisionado Lorgio Oquelí Mejía Tinoco, que fueron de forma fraccionada y por diferentes personas, la Fiscalía afirma que es indicativo de una tipología de lavado de activos llamada “pitufeo”.

La acción ilícita consiste en fraccionar grandes cantidades de dinero en múltiples movimientos bancarios utilizando a diferentes personas con el objetivo de evadir registros, según la acusación.

rr policias 111018 22(800x600)
El comisionado invirtió L2 millones en remodelación en una casa de Villas Serán. Otras en la colonia El Doral tienen medida de aseguramiento.

El comisionado Lorgio Oquelí Mejía Tinoco, quien es el jefe de Derechos Humanos de la Secretaría de Seguridad, está acusado de lavado de activos, por el cual tiene una orden de captura. En el mismo requerimiento fueron acusadas su esposa Wendy María Castro y su exesposa Denisse Yamilet Morales.

En el caso de Denisse Yamilet Morales, quien fue esposa del oficial de 1999 a 2015, se establece que abrió siete cuentas bancarias llegando a tener 2,644,033.99 de lempiras. En 2001 se constituyó como comerciante individual del negocio Variedades Mini Market Scorpión. Del negocio no hay resultados de ventas ni balances en general, tampoco pagos de impuestos, por lo que para la Fiscalía fue crear un negocio ficticio. Además, indican que recibió depósitos por un valor de 461,000 lempiras de Lorgio Oquelí Mejía Tinoco, de los cuales no encontraron justificación.

Con similar modo de operar las cuentas bancarias de la esposa de Mejía Tinoco, Wendy María Castro,las cuales abrieron en 2013. En 2014 hicieron depósitos de 1,308,055.32, algunos efectuados por su esposo.

Por la acusación de lavado de activos, al comisionado le aseguraron 30 bienes, entre ellos siete viviendas en San Pedro Sula y Tegucigalpa, así como 20 cuentas bancarias y seis vehículos.

Policias capturados.3(800x600)
El subcomisionado José Elías Bustillo quedó preso en el Primer Batallón. Mayron Ibarra es uno de los policías acusados y enviado a Támara. A José Rolando Chávez también le decretaron detención judicial.

Operación

En el caso del comisionado Lorgio Oquelí Mejía Tinoco, la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado de Tegucigalpa también acusó a los exoficiales José Elías Bustillo Carias (subcomisionado expulsado) y José Castellanos (comisario expulsado) por cohecho y asociación ilícita.

Dato
El comisionado Mejía Oquelí ingresó a la Policía en 1992 y, según las investigaciones, lo único que percibió fue su sueldo, pues no tenía otra actividad comercial.

Asimismo, por los mismos delitos están acusados los policías Juan José Hernández López, Sergio Hernán Baquedano Mejía, Germán Yobany Ponce y Mileydy Edinora Moreno Dávila.

La Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) capturó el martes 9 de octubre al subcomisionado José Elías Bustillo Carías y a los policías Mayron Mohamed Ibarra Sánchez y José Rolando Chávez, quienes fueron enviados a prisión tras la audiencia de imputado celebrada ayer.

Según la acusación, en la policial departamental de Choluteca se realizaban cobros por cada camión cargado de ganado que pasaba por la zona.

Cuando llegó el comisionado Lorgio Oquelí Mejía Tinoco los cobros se intensificaron al grado que hasta tuvo reuniones con los ganaderos para ponerse de acuerdo con el pago de cada jaula que transportara ganado, señala la investigación. Las cantidades de dinero eran de entre 10,000 y 15,000 lempiras, los cuales pagaban en los puestos de control de Pavana, El Triunfo, Namasigüe y en algunas ocasiones en la Asociación de Ganaderos de Choluteca.

También les cobraban a quienes transportaban ganado de manera ilegal o que era robado, así como a los que trasladaban droga escondida en la carga de animales.

La Fiscalía afirma que para las acciones ilícitas los oficiales y policías conformaron una estructura criminal, en la que 4,500 lempiras estaban destinados para el jefe y subjefe de la Policía de Choluteca, otros 4,500 para el jefe de la Dirección de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI) y el resto de dinero para los policías que lo recogían.

Pruebas para la audiencia inicial

1Durante su gestión en la Policía, Lorgio Oquelí Mejía adquirió 7 bienes inmuebles, solo dos están registrados a su nombre en la residencial Villas Serán y Doral de San Pedro Sula, los cuales fueron asegurados.

2Cinco casas, en su mayoría en la colonia El Doral, el comisionado las dio en venta, pero la Fiscalía, en el análisis financiero, no pudo determinar la huella de lo percibido por la venta de los bienes que están ocupados por personas conocidas del oficial.

3La Fiscalía tiene cuatro testigos protegidos que ya dieron su declaración ante el juez sobre los supuestos sobornos que hacían los oficiales y policías de la departamental de Choluteca para transportar el ganado legal e ilegal.

4El análisis financiero es una de las pruebas del Ministerio Público para acreditar el delito de lavado de activos por el que acusan al comisionado Mejía Tinoco, su esposa y exesposa.