Más de 300 quejas por deuda de luz eléctrica

La oficina del DAI se halla en el quinto piso del edificio Rivera y Compañía, en El Centro.

 Muchos inquilinos se van sin pagar los servicios públicos.
Muchos inquilinos se van sin pagar los servicios públicos.

San Pedro Sula.

Abandonar una casa o apartamento debiendo los servicios de luz y agua son reclamos comunes por parte de los arrendadores en el Departamento Administrativo de Inquilinato (DAI) en San Pedro Sula.

Aunque en locales comerciales también se da este tipo de problemas, las autoridades aseguran que es más frecuente en casas o apartamentos cuyos dueños están fuera del país.

Aunque las instituciones como Aguas de San Pedro, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) y la Empresa Energía Honduras (EEH) han advertido a los dueños de los inmuebles que rentan estar pendientes de que sus inquilinos paguen, este problema se sigue dando en la Capital Industrial. Estas denuncias son registradas en el DAI: en algunos casos logran conciliarse; en otros deben llegar a instancias judiciales.

Además
El DAI logra conciliar el 95% de los casos que recibe. El 5% restante llega a instancias judiciales. En 2018, la oficina cerró con 6,900 contratos de alquiler, lo que representó una recaudación de L1,387,000.

Sin embargo, las normativas de instituciones como la EEH y Aguas de San Pedro son claras, el responsable del servicio es el que figura en el nombre del recibo. En las largas filas de usuarios que se abocan a las oficinas de la EEH siempre hay quienes alegan que sus inmuebles están en estado de abandono y que no entienden por qué sus recibos aparecen con grandes cuentas pendientes.

Carlos Cerrato, jefe regional del DAI en San Pedro Sula, manifestó que han recibido cerca de 40 denuncias por mora en los servicios de agua y luz; sin embargo, explica que hay quienes este tipo de quejas las interponen en las instituciones que prestan dichos servicios.

La oficina ha registrado más de 300 denuncias por varias causas, como la mora del alquiler por parte del arrendador, por la no devolución del depósito, por incumplimiento del contrato, por preaviso ilegal, negativa de firmar contrato y por medidas coercitivas.

Karla Paz, emprendedora sampedrana, recomendó a quienes buscan alquilar un local comercial o casa que previamente verifiquen las cuentas de luz y agua en las oficinas correspondientes.

La Prensa