CatraLokos: Joven sampedrano sale adelante gracias a los elotes locos

Edgardo López es un joven emprendedor que triunfa con su negocio de "frutas locas".

Las delicias que venden en 'Catralokos' cada día conquistan más a los hondureños.

San Pedro Sula, Honduras.

Todo comenzó hace 11 meses con una carretilla y un par de elotes, ahora el
joven sampedrano Edgardo López de 25 años, es el emprendedor detrás de
"Catralokos", un restaurante que encanta el paladar de San Pedro Sula.

La acera de su casa en el barrio Guamilito fue donde inició el sueño, ahora
es el propietario del restaurante de autoservicio que vende desde elotes con
doritos y mantequilla, hasta ciruelas picantes y mangos con tajín.

El extravagante menú de "Catralokos" ha sido del gusto de cientos de
hondureños, que pueden optar entre sabores dulces o agrios, dependiendo del
gusto de los comensales. Lo cierto es que nadie se va decepcionado.

El emprendedor garantiza que la cualidad del valor es clave para poder
emprender un negocio y anima a todas las personas con una buena idea y ganas
de superarse a que se lancen en el mundo del emprendimiento.

López cursó la carrera de Diseño Gráfico en la universidad, misma que le ha
servido para encargarse del diseño y producción de los artes de su negocio.

El joven explica que juega con las frutas de la temporada para ofrecer
distintas opciones en el menú de "Catralokos", ubicado entre la 8 y 9 calle,
6 avenida del barrio Guamilito, una cuadra antes de Pollos El Hondureño.

De lunes a domingo y desde las 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde, los
sampedranos y visitantes de otras ciudades pueden probar estas locas recetas.