23/05/2024
12:49 AM

Consejos para sacarle mayor provecho a su microondas

El horno de microondas se ha convertido en un fundamental de la cocina, una fuente de calor capaz de acelerar o aminorar el tiempo de cocción de todo tipo de alimentos.

Infaltable en las cocinas domésticas de todo el mundo, el horno de microondas es uno de los electrodomésticos con mayor potencial culinario, capaz de cocer una taza de arroz o preparar toda una sofisticada cena.

Y es que, más allá de preparar palomitas de maíz o calentar las tortillas a la hora de la comida, el microondas permite cocer todo tipo de carnes, cereales, pastas, hortalizas e incluso frutos del mar con sólo presionar un botón.

El horno de microondas se ha convertido en un fundamental de la cocina, una fuente de calor capaz de acelerar o aminorar el tiempo de cocción de todo tipo de alimentos.

Generalmente se utiliza para dar temperatura a determinados elementos dentro de un platillo, como calentar una salsa o una guarnición, aunque también puede utilizarse para confeccionar braseados, pocheados e incluso cocer masas dulces”, detalla Adjid Velasco, chef ejecutivo del hotel Fiesta Americana Santa Fe.

Desarrollado a mediados del siglo pasado, el horno de microondas calienta los alimentos de forma directa por medio de ondas electromagnéticas, que atraviesan los recipientes no metálicos y penetran en los alimentos hasta una profundidad de 3 centímetros.

Las microondas transmiten energía a las moléculas de agua, grasas y demás compuestos presentes en los alimentos, aumentando así su temperatura rápida y eficientemente.

”Al calentar de adentro hacia afuera, el microondas permite fundir chocolates, mantener la temperatura de guisos y alimentos preparados o dar un toque final a soufflés para ayudar a que levanten un poco más.

”Una lasaña, por ejemplo, puede cocerse de principio a fin en el microondas, lo mismo que pastas rellenas de harina de trigo y consistencia dura. La única regla a considerar a la hora de cocer con microondas es la que dice que ‘a mayor tamaño de la porción, más tiempo de cocción’ y viceversa”, explica.

A diferencia de los hornos de gas, los microondas no cuentan con controles de temperatura sino de potencia. Los niveles más altos realizan cocciones fuertes y rápidas, mientras que los bajos van aumentando la temperatura de los alimentos de forma suave.”La recomendación es hacer cocciones de pequeñas porciones e ir modulando la potencia poco a poco.

Debido a que el horno calienta las partículas de agua o grasa desde el interior es casi imposible que los alimentos queden crudos.

”Uno de los aspectos negativos de esta forma de cocción es que los alimentos tienden a deshidratarse cuando se calientan en exceso. Además las pastas, masas, carnes y demás ingredientes ricos en azúcares no pueden caramelizarse con microondas, por lo que no desarrollan ese dorado característico y apetitoso”, finaliza Velasco.

Arroz con leche en microondas
Consejos para sacarle mayor provecho a su microondas

Alimentos que se pueden cocinar en el microondas

Conozca algunos ingredientes que pueden cocerse a la perfección con este electrodoméstico:

PESCADOS

Lomos y filetes de pescado y crustáceos sin caparazón.

Consejo: corte en láminas finas y cubeta con plástico de cocina para facilitar la cocción.

HORTALIZAS

Verduras de hojas verdes, zanahorias y raíces con buen contenido de agua, brotes y frutas.

Consejo: las hortalizas duras deben porcionarse y cocinarse con un poco de líquido

CARNES

Pollo, pavo y aves de corral, escalopas de cerdo y piezas suaves de ternera o res.

Consejo: séllelas crudas en una sartén con un poco de aceite y termine su cocción en microondas

CEREALES

Arroz, polenta -harina granulada de maíz-, avena, quinoa y cous cous, entre otros.

Consejo: añada grasa, especias o sazonadores al líquido de cocción para potenciar el sabor del cereal

PASTAS

De trigo, al huevo o incluso de arroz. Pueden cocerse pastas secas, frescas e incluso rellenas.

Consejo: las variedades secas deben cocerse dos veces; primero con líquido y después terminar con salsa.

No introduzca recipientes ni utensilios metálicos en el microondas.

Consideraciones a la hora de realizar cocciones con microondas:

Evite introducir en el microondas envoltorios de plástico y contenedores de comida para llevar. Estos materiales pueden ablandarse y desprender sustancias químicas.

Procure envolver ligeramente los alimentos o cubrirlos parcialmente. Estas precauciones ayudarán a retener la humedad y evitar resequedad excesiva.

No introduzca recipientes ni utensilios metálicos en el microondas. Los metales reflejan las microondas, provocando corrientes eléctricas que causan chispas y quemaduras.

Utilice la potencia alta con precaución. Las microondas pueden quemar el interior de frutos secos y otros alimentos sin afectar su superficie exterior.

Cambie de sitio los alimentos mientras se cocinan. El microondas tiende a calentarse de forma irregular, por lo que resulta útil mover la comida a mano o con la ayuda de un plato giratorio.

Utilice potencias bajas para calentar delicadamente. Esta forma de cocción permite desecar especias y frutas, así como recalentar el café sin perder aromas.

Proteja áreas delicadas de los alimentos con plástico de cocina. Envolver con un poco de plástico el borde delgado de carnes y pescados ayuda a calentarlos de forma uniforme

Contrarreloj

1/2 taza de arroz = 9 minutos

3/4 taza de arroz = 12 minutos

1 taza de arroz = 16 minutos

1 y 1/4 tazas de arroz = 20 minutos

1 y 1/2 tazas de arroz = 23 minutos

*Tiempos promedio para hornos de microondas convencionales