08/08/2022
04:29 PM

Más noticias

“El TSC irá hasta las últimas consecuencias con la corrupción en los aeródromos”

La investigación revela cómo algunos oficiales de las Fuerzas Armadas se prestaron para contratos irregulares e inflados para la construcción de los aeródromos.

San Pedro Sula, Honduras.

No tolerará acompañamiento ni confabulaciones para favorecer a quienes han dilapidado los fondos públicos traicionando la confianza del pueblo hondureño, “quienes incurran en actos irregulares serán llamados a rendir cuentas de sus actuaciones, en eso hemos sido claros, no tenga ninguna duda”, aseguró Roy Pineda, magistrado presidente del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) al referirse a la corrupción militar en la construcción de cuatro aeródromos.

Así reaccionó Pineda, luego de conocer una investigación conjunta de LA PRENSA Premium y EL HERALDO Plus sobre la corrupción y abandono de los aeródromos de Río Amarillo, Celaque, Tela y Choluteca, mandados a construir por las Fuerzas Armadas entre 2014 y 2017.

¿El TSC sí realizó una auditoría al proyecto del aeródromo de Río Amarillo?

Sí se realizó una auditoría de Río Amarillo, Santa Rita, Copán; la misma fue concluida, pero no ha sido notificada, lo cual permite todavía hacer una revisión, verificar y comparar con la investigación de El Heraldo y La Prensa.

¿Es posible revisarla?

Desde el pleno de magistrados se guarda una independencia con los equipos auditores, pero en una situación de estas nos vemos en la obligación de revisar la misma. Generalmente estas (auditorías) la presidencia las revisa cuando las remiten para notificación, pero aún no ha sido remitida para notificación por tanto no conozco el informe. Vamos a hacer una excepción a la regla, revisarla y tener una oportunidad para poder corregir y darle cuentas a la ciudadanía.

Una vez concluida una auditoría, ¿cuánto tiempo lleva su notificación?

Se notifica por ley a los investigados. Si hay pliegos de responsabilidad, a los reparados se les notifica para que puedan hacer uso del derecho de defensa haciendo uso de la impugnación y de los recursos ordinarios como el de reposición, eso es cuando son responsabilidades civiles, previo a remitirla a la Procuraduría General de la República. Pero en este caso la notificación no se ha hecho a los presuntos responsables.

¿La presidencia del TSC tiene conocimiento del informe antes de ser notificado?

Lo que se remite a la presidencia para que uno firme es la nota de salida que va dirigida a la Secretaría General y esta es la que notifica. Pero antes de que llegue a secretaría pasa por presidencia y aún no ha pasado por nuestras manos y por tanto consideramos que no ha sido notificada.

¿Antes de ser notificada una auditoría, como presidente tiene que conocerla, darle una mirada?

Más que conocerlo es remitirlo a la secretaría, pero puedo ordenar una revisión de la misma para hacer observaciones desde el punto de vista del control de calidad y conocer lo que se está notificando. Como le digo por el momento ese informe no ha pasado por nuestras manos, ignoro por qué, pero lo vamos a pedir cuanto antes.

¿Si ya se investigó Río Amarillo, es posible extender las indagaciones a los aeródromos de Celaque, Tela y Choluteca?

Desde luego que sí es una posibilidad porque vemos la importancia que tiene este proyecto; me llama la atención, de igual forma que en esas auditorías deben conformarse por personal técnico especialista en el tema, tendríamos que ver qué pasó con el nombramiento de esa comisión de parte de la jefa de área; si integró o no equipo técnico en el mismo y sobre todo que usted ve en el hilo de Twitter, en el tres de cuatro, hago mención de que en su momento se instruyó a las áreas para el control de la designación del personal que se integrara a los equipos de auditoría, eso con el propósito de mejorar la calidad de las auditorías y tener un comportamiento en línea con la iniciativa de implementación de las Normas Internacionales de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (ISSAI).

¿Me dice que fueron instrucciones dadas por el TSC?

Estas instrucciones se enviaron hace unos días porque algo nos decía que los nombramientos no se estaban haciendo con base a estas disposiciones. Esto lo digo porque de ampliar las investigaciones a los otros aeródromos tendría que ser con una nueva comisión distinta a los auditores que se mencionó, no por suponerlos responsables de lo que se les está señalando aquí, sino por un tema de objetividad para hacer que las comisiones actúen con todos los estándares de ética, integridad posible y puedan dar garantía por su trabajo, por eso la importancia del cumplimiento de estas normas.

¿Por qué después de tantas denuncias de supuesta corrupción de los militares todavía no hay una investigación?

Precisamente esto orilló a esta presidencia el 24 de junio recién pasado a enviar esta instrucción para la designación de personal para integrar equipos de auditoría, esto para mayor objetividad. Esta denuncia nos ha obligado a buscar esas acciones inmediatas para limpiar el nombre del TSC. Es necesario confirmar si existen pruebas de colusión, iniciar una investigación para aclarar la participación irregular de auditores asignados a esta investigación, de confirmarse esto, no se escatimarán esfuerzos para llegar hasta las últimas consecuencias.

¿Si se comprueba la corrupción militar no se va a proteger a nadie?

Nuestro compromiso es con la transparencia y la rendición de cuentas, no vamos a tolerar acompañamiento ni confabulaciones para favorecer a quienes han dilapidado los fondos públicos traicionando la confianza del pueblo hondureño. Quienes incurran en actos irregulares serán llamados a rendir cuentas de sus actuaciones, en eso hemos sido claros, no tenga ninguna duda de eso y las puertas están abiertas para cualquier investigación que los entes como el Ministerio Público tenga que realizar, incluso, por alguna conducta irregular de nuestros auditores.