07/08/2022
05:34 PM

Más noticias

Damnificados de Eta y Iota: proyectos de casas se entregan este año

Pobladores y líderes comunitarios han logrado el compromiso de las autoridades de Gobierno y la UCP para finalizar las viviendas para damnificados de Eta y Iota.

SAN PEDRO SULA

Entre atrasos por falta de desembolsos de fondos, problemas con los terrenos, tomas de carreteras, aumento de precios en materiales de construcción, avanzan a peso lento tres proyectos habitacionales para los damnificados de Eta y Iota en Santa Bárbara y Cortés.

Una de las obras, la más grande a juzgar por la cantidad de viviendas, está ubicada en Macuelizo, Santa Bárbara, en su mayoría para familias que perdieron sus casas en la comunidad de La Reyna en Protección.

Otro proyecto está ubicado en los anexos de la colonia Tulipanes en Villanueva, donde están en construcción 500 unidades habitaciones, mientras que en la residencial Prados de Choloma hay en ejecución una obra vertical de 500 unidades habitacionales en 125 lotes.

En total son 1,290 viviendas sociales en Santa Bárbara y Cortés cuya construcción está a cargo de la Unidad Coordinadora de Proyectos (UCP), un organismo creado en el gobierno anterior para la asistencia y ejecución de fideicomisos alimentados con fondos del Instituto de la Propiedad (IP) para la construcción de casas sociales.

1,675

millones de lempiras fueron destinados a la UCP para construcción de viviendas para afectados por Eta y Iota en cuatro departamentos.

Presión

El padre franciscano Leopoldo Serrano, un guardián de los pobladores de La Reyna, reveló que han sido meses de lucha y larga espera por el proyecto. Él ha sido clave para que la burocracia no paralice la construcción.

“Este proyecto lo ha manejado la UCP y al entrar el nuevo gobierno (se) está auditando para ver de qué manera se han manejado los fondos, por lo que se rumoraba que el proyecto se fuera al Fhis y que el dinero desapareciera y que esta obra quedara inconclusa”, relató.

En mayo creyeron que el proyecto no seguiría, así que “me tocó empezar a llamar a diputados y a la presidenta y los designados”.

El único que me respondió fue Salvador Nasralla, se interesó para ver porqué estaba detenido el proyecto”, señaló.Serrano informó que así lograron que llegaran las autoridades del Instituto de la Propiedad, de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y los coordinadores de UCP y se comprometieran a continuar.

Después llegaron a un acuerdo con las compañías constructoras, pues tenían deudas con los proveedores.

“Ahora ya hay mucha gente trabajando, hay promesas de compañías y contratistas de que vamos a levantar el proyecto y las propiedades ya serán legalizadas por el Instituto de la Propiedad”, dijo el sacerdote.

Si los planes de la UCP se concretan y no caen en el vacío de promesas incumplidas, dentro de unos meses los habitantes de La Reyna podrán vivir en la colonia San Francisco, la cual contará con unas 320 casas, 290 edificadas por la UPC y 30 fueron construidas por la congregación franciscana.

Las casas aún no han sido habitadas porque se está construyendo una planta de tratamiento y no se ha instalado el agua potable, además algunas están inconclusas.

La ventaja es que el complejo habitacional tendrá su propia escuela, centro de recreación e iglesia, así como un reglamento de convivencia.

El valor de la construcción de las 290 viviendas, según la información que le han dado a los líderes y pobladores, es de 300 millones de lempiras, pero no conocen la cantidad definitiva de forma oficial.

Damnificados de Eta y Iota: proyectos de casas se entregan este año

Choloma

El proyecto Prados de Choloma estaba previsto para ser entregado en 2021, pero aún no hay damnificados viviendo en el lugar, pues la obra sigue en construcción.

Este es otro de los proyectos que ha estado en manos de la UCP, al igual que el anexo de Los Tulipanes en Villanueva. Serán 125 edificios verticales con 500 soluciones habitacionales en unas tres manzanas de terreno, de las cuales hay listos 20 edificios y para el 30 de junio esperan tener 12 más.

El ingeniero Wilfredo Zelaya, gerente general de la compañía constructora CIIN, afirmó que tienen planificado terminar la obra en octubre.

“Entendemos que hay una auditoría social que la debe cubrir la población y estamos abiertos a entregar cualquier tipo de información, porque debe ser de transparencia y de observación pública”, enfatizó.

Manifestó que tienen dos edificios modelos terminados, por medio de los cuales la institución encargada les explica a los beneficiados el manejo de convivencia.

Zelaya dijo que durante la construcción han enfrentado atrasos por los contagios de covid, tomas de carretera, el acarreo de material impedido por los bloqueos, así como escasez de acero. El valor total de este proyecto es de 223 millones de lempiras.

Villanueva

Otro de los proyectos avanzados es el anexo de la colonia Tulipanes en Villanueva, el cual también es para afectados de Eta y Iota, pero aunque ya hay 108 terminadas ninguna está habitada.

La constructora Corbise ha entregado las 108 unidades habitacionales verticales a la UCP.Se conoció que la oenegé Fipadeh es la encargada de la socialización de los proyectos en Villanueva y Choloma así como de la asignación de las viviendas a las personas afectadas por Eta y Iota.

En los proyectos ya hay afectados que tienen sus viviendas asignadas.

Con los edificios finalmente tomando forma, los damnificados esperan que el compromiso de entregar las casas se cumpla, porque ya han esperado más de año y medio.