TEMAS DESTACADOS:

El reloj marcaba ya las nueve de la mañana y Ramiro seguía completamente dormido. El sol ya hacía un buen rato que estaba en lo alto, se oía el trinar de los pájaros y el desayuno que le había preparado su esposa se estaba enfriando. De manera que la mujer lo despertó, pero él se puso furioso: “¿Por qué me despiertas precisamente ahora? ¿No podías haber esperado un poco más?”. A la esposa le resultó extraño ese enojo y le explicó: “Mira el sol en todo lo alto, escucha a los pajarillos trinando y tu desayuno ya casi seguro que está frío”. Pero Ramiro seguía furioso: “¡Qué mujer más tonta! El desayuno no vale nada comparado con los cien mil dólares que estaba a punto de recibir”. Y diciendo esto se dio media vuelta, se arropó y trató de reanudar el maravilloso sueño en el que se convertía en un hombre rico, pero para su desesperación ya no pudo dormirse de nuevo.

No dudo que este hombre se haya sentido bien mientras soñaba con tanto dinero, pero usted seguramente estará de acuerdo conmigo en que, si no tenía alguna forma de realizar ese sueño, este sería del todo vano e ilusorio. Finalmente, Ramiro se dio cuenta de que todo había ocurrido mientras estaba dormido y de que el dinero que soñó recibir no era real, no podría invertirlo, gastarlo ni siquiera regalarlo.

Por otro lado, Walt Disney nos dijo: “Si tienes un sueño y crees en él, corres el riego de que se convierta en realidad”. Maravilloso, ¿verdad? ¿Cómo lograrlo? Disney nos da unos pasos. “Primero, piensa. Segundo, sueña. Tercero, cree y, finalmente, atrévete”. Y él lo practicaba. “Ya no duermo para descansar, ahora duermo para soñar y realizar mis sueños”. Y hablamos de quien desarrolló los parques estilo Disneylandia, el creador del Ratón Mickey y muchos otros personajes. Todo ello, además de un buen negocio, divierte hoy a adultos y niños por igual. ¡Sus sueños convertidos en realidad!

¿Qué clase de sueños desea usted tener? ¿Al estilo irrealizable de Ramiro? ¿Al estilo realizables del finado Walt Disney?

LO NEGATIVO: Pensar y soñar con cosas que quizá nos hagan sentir bien, pero irrealizables.

LO POSITIVO: Pensar en lo que queremos lograr, soñar con ello y atrevernos a realizarlo.

las columnas de LP