24/06/2024
06:58 AM

Ni las gallinas

  • 09 junio 2024 /
Emy James

El Doctor Phil es un conocido estudioso de la salud mental, es psicólogo, escritor y presentador de televisión en Estados Unidos. En uno de sus programas que (estará por demás decirlo, son un éxito por los temas tan apegados a la vida real, cotidiana de las personas), habló sobre las curiosidades que tiene el día que da por iniciada la semana laboral para casi todas las personas. Y es que, aunque no trabaje formalmente, en una empresa como tal, la mayoría de las personas, por no decir todas, tienen muchas ocupaciones para el lunes, cosa que no sucede con el resto de los días. Cualquier cosa que no se pueda resolver el viernes, va a quedarse pendiente para el lunes, por ejemplo.

Volviendo a Doctor Phil, él trata de hacer un análisis acerca del porqué de los abrumadores datos estadísticos que indican que son precisamente en este día, cuando más ataques al corazón se reportan: Un estudio en Irlanda con unos 10,500 internos, arrojó evidencia de que el mayor porcentaje de ingresos de estos pacientes por problemas del corazón, habían sido al inicio de la semana laboral. Prestigiosos centros médicos en Gran Bretaña y Argentina han avalado estos estudios con sus propias experiencias y observaciones, las cuales han llevado a conclusiones similares.

Luego tenemos el fenómeno del Blue Monday, el cual trata de reportes que hablan de que las personas muestran apatía hacia este día. Que preferirán que tardara un poco más en llegar, que los lunes la gente se mueve un poco más lento y que muestran cierta tristeza. De hecho, hace algunos años se declaró al tercer lunes de enero como el más triste del año, por decir algo. Varios científicos desarrollaron una ecuación cuyo resultado es la aseveración de que este día las personas en todos lados se sienten especialmente tristes, esto basado en el hecho de que ese día, nos despertamos o nos encontramos en algún momento pensado en el clima, los pendientes, el salario. Desistimos de los propósitos de Año Nuevo, los niveles de motivación andan muy bajos y sentimos mucha necesidad de hacer algo diferente.

Probablemente los napolitanos ya estaban enterados de todo esto desde hace mucho y tal vez por eso, cuando usted despierta bajo ese maravilloso cielo italiano en lunes, siente que todavía es domingo porque es que la tranquilidad que se respira es increíble, una buena parte de los negocios no abre y la siesta de las 2:00 a las 4:00 pm es casi que sagrada.

Ni el Doctor Phil ni ninguno de los estudiosos del asunto han logrado encontrar las causas concretas de estas alarmantes estadísticas, solo que podría tratarse de varios factores a la vez; dejar demasiadas cosas pendiendo para el lunes, no descansar lo suficiente cuando hay la oportunidad para hacerlo, no estar haciendo lo que de verdad nos gusta y de ahí, el deseo de retrasarlo, en fin...tal vez sea bueno tomarnos las cosas con calma y escuchar a nuestras sabias abuelas porque por algo debe ser que aseguren que los lunes, ni las gallinas ponen.