... y en Honduras

De acuerdo con el epidemiólogo Tolbert Nyenswah, profesor de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos: “Ha habido un grupo de naciones que han logrado tomar medidas para contener el brote y creo que hoy se podría aprender de ellas”.

A pesar de su cercanía con China y, por tanto, mayor potencial exposición, varios países asiáticos han logrado que el nivel de propagación del virus sea comparativamente menor que en el resto del mundo. “No se pueden tomar acciones ni conocer el impacto real del virus si no sabemos a cuántas personas ha afectado”, afirma Nyenswah.

El profesor de Epidemiología Benjamin Cowling, de la Universidad de Hong Kong, explica: “Corea del Sur ha estado controlando a 10,000 personas por día y, en consecuencia, muchas de las personas que dieron positivo tenían síntomas leves. No se sabe la cantidad de gente a la que se le están haciendo pruebas en Italia, pero no se acerca a los 10,000 por día”.

La Asociación de Médicos del Seguro Médico Obligatorio de Alemania ha revelado que ese país ha realizado unas 35,000 pruebas para detectar el covid-19 en una última semana, una cifra muy superior a la española (17,500 en dos semanas), lo cual explica el éxito alemán sobre el contagio.

“Italia está enfocando sus pruebas en las personas que ya están bastante enfermas en el hospital, por lo tanto la mayoría de estos casos son graves y el riesgo de muerte es bastante alto; pero si estuvieran controlando a la comunidad en general, incluso a aquellos con síntomas leves, encontrarían muchos más casos y la gravedad sería muchísimo más baja”.Estas transmisiones invisibles seguirán representando un gran desafío para contener el brote en el mundo… y en Honduras.