14/08/2022
07:06 PM

Más noticias

Rusia anuncia alto el fuego en Ucrania para permitir la salida de civiles

Rusia aceptó un nuevo alto el fuego, pese a incumplir el primer acuerdo, a partir del martes para instaurar corredores humanitarios.

Moscú, Rusia.

Rusia anunció este lunes treguas locales en varias ciudades de Ucrania a partir del martes para permitir la evacuación de civiles, tras una nueva ronda de negociaciones para encontrar una salida al conflicto bélico, que siguió escalando con la muerte de 13 personas en el bombardeo de una panadería industrial a 50 kilómetros de Kiev.

“La Federación Rusa anuncia un alto el fuego a partir de las 10h00 horas de Moscú [07h00 GMT] del 8 de marzo” para la evacuación de civiles de Kiev, así como de las ciudades de Sumy, Járkov, Chernígov y Mariúpol, indicó la célula del ministerio de Defensa ruso encargada de las operaciones humanitarias en Ucrania, en un comunicado citado por las agencias de noticias rusas.

En un discurso en televisión con motivo del 8 de marzo, Putin también anunció que no enviará reclutas ni reservistas a luchar en Ucrania y aseguró que la guerra en ese país estaba siendo librada por “profesionales” que cumplen “objetivos establecidos”.

Horas antes del anuncio ruso, Ucrania había destacado algunos “resultados positivos” en relación a los corredores humanitarios, aunque Moscú dijo que no se habían cumplido las “expectativas”.

Un hombre avanza con una bandera blanca por una de las zonas de combate entre las tropas rusas y ucranianas en Irpin.

El ejército ruso ya había anunciado la suspensión temporal de ataques en algunas zonas “con fines humanitarios” y la apertura de corredores humanitarios para evacuar a civiles de Kiev, Járkov, Mariúpol y Sumy.

Pero la mitad de estos corredores se dirigían a Rusia y Bielorrusia y el gobierno ucraniano había rechazado de pleno la propuesta. “No es una opción aceptable”, dijo la vice primera ministra ucraniana, Iryna Vereschuk.

Por su parte, el representante ruso acusó a Ucrania de impedir la evacuación de civiles de zonas de combate y de “usar [a los civiles] directa e indirectamente incluso como escudos humanos, lo que es claramente un crimen de guerra”.

“Corredores seguros”

Sobre el terreno, la situación no deja de agravarse. Al menos 13 personas murieron el lunes en un bombardeo contra una panadería industrial de Makariv, a unos 50 km al oeste de Kiev.

Además, la situación humanitaria se agrava día tras días, con varias ciudades asediadas en las que los víveres comienzan a escasear y de las que la población intenta salir a toda costa.

Rusia anuncia alto el fuego en Ucrania para permitir la salida de civiles

Para llevar ayuda humanitaria a las zonas de hostilidades, la ONU “necesita corredores seguros”, declaró el secretario general adjunto de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Martin Griffiths, en el Consejo de Seguridad.

La ofensiva rusa, lanzada el 24 de febrero, llevó a más de 1,7 millones de personas a salir de Ucrania, según la ONU, y muchas más han sido desplazadas dentro del país o están atrapadas en ciudades bombardeadas por Rusia.

Además, la agravación del conflicto también está provocando turbulencias financieras y un aumento vertiginoso del precio del petróleo y del oro.

El presidente ruso, Vladimir Putin, puso como condición preliminar para la resolución del conflicto que Kiev acepte todas las exigencias de Moscú, especialmente la desmilitarización de Ucrania y un estatuto neutral para el país.

El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó el lunes que no creía que se podía negociar una “solución real” entre Moscú y Kiev y que el conflicto seguirá, al menos a corto plazo.

¡Kiev resistirá!

En Kiev, la capital, los soldados ucranianos se preparaban ante un posible ataque ruso.

“La capital se prepara para defenderse”, dijo el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, en la aplicación Telegram. “¡Kiev resistirá! ¡Se defenderá!”, agregó.

La ciudad portuaria de Odesa, a orillas del mar Negro, también está amenazada. Muchas familias dejaron a sus parientes más ancianos, demasiado débiles como para huir de la ciudad, y a sus animales domésticos en el monasterio Archangelo Mijailovsky, constató la AFP.

“Pero desgraciadamente no podremos recibir a todo el mundo, y además tenemos problemas de dinero”, comentó la responsable del monasterio de cúpulas doradas, Madre Serfaim.

En Irpin, una pequeña localidad en las afueras de Kiev parcialmente controlada por las fuerzas rusas, se abrió un corredor humanitario oficioso para que miles de habitantes pudieran huir a través de un puente improvisado y por una carretera custodiada por soldados ucranianos y voluntarios.

Vea: Combates cuerpo a cuerpo entre rusos y ucranianos en las afueras de Kiev

Niños, ancianos y familias se apresuraban a meterse en atestados autocares y camionetas, con la esperanza de sobrevivir.

“Estoy feliz de haber conseguido pasar, ahora todo irá bien”, comentó Olga, de 48 años, que fue evacuada con sus dos perros.

Según el ministro de Educación, Sergii Shkarlet, 211 escuelas fueron alcanzadas por los bombardeos.