América Latina es un entorno hostil para estudiantes LGBTI, dice Unesco

Los jóvenes LGBTI también se ven afectados por la falta de diversidad en el profesorado y las disposiciones adoptadas en países.

Un 15% de los estudiantes LGBTI sufrió violencia por su orientación sexual en países como Colombia.
Un 15% de los estudiantes LGBTI sufrió violencia por su orientación sexual en países como Colombia.

Santiago, Chile

Los estudiantes LGBTI sufren una "victimización" y "un entorno escolar hostil" en América Latina, alertó este miércoles un informe divulgado por la Unesco, que instó a una mayor inclusión y educación sobre la diversidad sexual.

Asimismo, esa situación genera inseguridad y duplica las probabilidades de deserción de estos estudiantes, llevándolos a sufrir altos grados de depresión, de acuerdo con un estudio realizado en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay, difundido por Unesco desde su sede regional en Santiago.

"Esto no solo afecta su dignidad, sino también su desarrollo socio-emocional y aprendizajes, y puede hacer que los afectados abandonen la escuela por completo", dijo Javier González, director de Summa, un laboratorio de investigación e innovación en educación que participó del estudio.

Según el informe, en Chile cuatro de cada cinco estudiantes LGBTI no se sienten seguros, mientras que en México, el 75% experimentó acoso verbal e insultos y el 66% sufrió acoso escolar.

En Colombia, en tanto, un 15% de los estudiantes LGBTI sufrió violencia por su orientación sexual y en Perú un 17% fue objeto de agresiones físicas.

Manos Antoninis, director del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la Unesco, sostiene que "las escuelas tienen que ser inclusivas" para "que la sociedad sea inclusiva".

Enseñar que "un determinado tipo de persona no es aceptable" y afectará el comportamiento de niñas y niños hacia otros individuos, agregó.

Los jóvenes LGBTI también se ven afectados por la falta de diversidad en el profesorado y las disposiciones adoptadas en países como Brasil, donde el gobierno se comprometió a eliminar el contenido LGBTI de los libros de texto, o en Paraguay, donde se prohibió la difusión y el uso de materiales educativos sobre teoría y/o ideología de género.

"Debemos preparar al personal docente para crear climas escolares más inclusivos y para que el alumnado se sienta seguro para denunciar en caso de ser víctima de acoso", afirmó Claudia Uribe, directora de la oficina de educación en América Latina de Unesco.

La Prensa