Sociedad civil lamenta presunta irregularidad en compra de hospitales

Tanto la ASJ como el CNA se pronunciaron ante la denuncia de una empresa que es proveedora en Turquía

Tegucigalpa, Honduras

Luego de conocerse una denuncia de una empresa dedicada a la fabricación de hospitales móviles por presuntas irregularidades en el proceso de compra, la sociedad civil se pronunció lamentando la situación.

“La transparencia es importante y salva vidas, aquí el mensaje es que nos puedan dar el número de manifiesto para monitorear por dónde vienen esos hospitales”, expresó Carlos Hernández, director ejecutivo de la Asociación para una Sociedad más Justa.

Recordó que “se obviaron varios procesos normales y buenas prácticas para las compras de emergencia. Esa decisión de hacer las compras solas, Invest-H y su equipo está costándole muchísimo al Estado hondureño y está minando aún más la imagen de la institucionalidad del país. Lamentamos eso y ojalá que estos hospitales móviles lleguen al país”.

Hernández adelantó que el próximo miércoles presentarán un informe, en el que detallarán ciertas situaciones que no están de acuerdo a la normativa y que podrían generar situaciones complejas.

El CNA

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) también denunció en la quinta parte de su informe “La Corrupción en tiempos del COVID-19”, que hubo ineficiente gestión e incumplimiento de plazos en la adquisición de hospitales móviles.

"La atención de una emergencia requería de acciones oportunas, pero que la empresa que no se sujetaba a dicho requerimiento estableció sus propias clausulas pensando en su propio beneficio económico”, cita el informe del CNA.

Otra de las conclusiones es que las fechas de entrega por la empresa proveedora eran estimaciones, Invest-H tuvo la oportunidad de comunicar que las adquisiciones no representaban una alternativa favorable para la situación que vive el país evidenciando falta de interés en las negociaciones.

También, el CNA detectó que Invest-H aceptó “condiciones atípicas” de realizar anticipo de pago a los proveedores y en el caso de los hospitales móviles, se desembolsó un adelanto del 100 por ciento del valor del producto imposibilitando ejercer medidas de presión.

Igualmente, no se encuentra ningún registro en el portal de transparencia que Invest-H haya solicitado garantía de cumplimiento de contrato que le permita ejercer acciones legales en caso de retraso o incumplimiento de llegada de los equipos.

El informe indicó que el encargado de Invest-H debía de viajar a la capital de Turquía, Ankara, para verificar que los hospitales móviles cumplían con las expectativas antes de ser embarcadas “pero sobre este viaje, no se encuentra ningún registro que permita evidenciar su realización”.

El 27 de marzo, Invest-H contrató un consultor que brindaría asistencia técnica a la revisión, supervisión, ajustes, desarrollo, diseño e implementación de actividades sobre la construcción de módulos de aislamiento de pacientes con COVID-19, sin embargo, no se abarcó la participación del experto en las adquisiciones demostrando inexperiencia en la compra de hospitales móviles, aseveró el ente de sociedad civil en su informe.

“Ejecutaron un proceso de cotización y selección, así como la aceptación de términos y condiciones que requerían ser revisadas por una persona calificada, en vista que a todas luces eran desfavorables para los intereses del Estado”, denunció el Consejo Nacional Anticorrupción.

Recordó que el 15 de abril, Marco Bográn, titular de Invest-H, suscribió un contrato para la prestación de servicios hospitalarios con una organización humanitaria poseedora de presencia a nivel mundial para administrar los hospitales, pero el 9 de mayo, se tomó la determinación de rescindir dicho contrato, en vista que no se respondía a las diversas solicitudes de información referente a la adquisición y especificaciones técnicas de los hospitales.

El CNA concluye que quedó evidenciado que la adquisición de los siete hospitales móviles representan una compra ineficiente por parte de Invest-H, sin tener derecho a poder reclamar por las vías legales a la empresa proveedora.

“En primer lugar, el fabricante se encuentra atrasado en la elaboración del equipo por un error en el montaje del sistema mecánico; en segundo lugar, los términos y condiciones elaboradas por la empresa proveedora, impiden que Invest-H ejerza algún tipo de presión legal para reclamar más celeridad en la entrega o el desembolso correspondiente”, argumentó CNA.

La Prensa