Más noticias

México crea mesa migratoria con Honduras, El Salvador y Guatemala

Las autoridades de los cuatro países están en comunicación permanente por la crisis migratoria.

Migrantes centroamericanos siguen ingresando a territorio mexicano cruzando el río Suchiate./AFP.
Migrantes centroamericanos siguen ingresando a territorio mexicano cruzando el río Suchiate./AFP.

Ciudad de México.

México ha creado una "mesa permanente" con Honduras, El Salvador y Guatemala para atender el fenómeno migratorio y este miércoles el canciller Marcelo Ebrard hablará con los presidentes del resto de naciones.

"Hoy conversaré con los mandatarios. Pero ya habíamos tenido conversaciones con los embajadores. Tenemos conversaciones todas la semanas, pero ahora se instaló una mesa permanente para atender la emergencia", dijo el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) desde Palacio Nacional.

En la conferencia matutina del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, el canciller afirmó que con estas naciones se abordarán temas consulares, de protección de los migrantes y de gestión fronteriza, que es "compleja".



"Tenemos que ver muchos detalles y trabajar de la mano con ellos. Mañana (jueves) les informaré qué ocurrió con esto", apuntó.

Ebrard explicó que tras la implementación de un "plan especial" con distintas dependencias de gobierno este martes, se avanzó en el despliegue de miles de agentes de la Guardia Nacional en el sur del país, una de las medidas anunciadas para aplazar la amenaza arancelaria de Estados Unidos.

"Podríamos decir que ya estamos en la fase de implementación del plan especial", aseguró, y detalló que este mismo miércoles y en días subsiguientes empezará el despliegue, que ha de avanzar "rápidamente".

Adicionalmente, se presentarán "acciones inmediatas de migración" para mejorar la capacidad de gestión.

El viernes, se llevará a cabo una reunión con los gobernadores de los estados de Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Campeche, en el sur y este del país.

Y así, establecerán medidas estatales y federales.

Vea: Trump evalúa otorgar TPS a los venezolanos

Ebrard también manifestó que la semana que viene se reunirá con varias agencias de las Naciones Unidas para abordar el fenómeno migratorio, entre estas el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Atribuyó a factores políticos, de inseguridad y económicos -en especial la caída del precio del café- el "exponencial" incremento de migrantes en los últimos meses, desechando así que la política inicial del Gobierno de López Obrador de ofrecer tarjetas de visitante por razones humanitarias hubiera incentivado el éxodo.

El mandatario mexicano, por su parte, pidió a todos los mexicanos que actúen con "humanismo" ante los migrantes e hizo referencia a cómo la Biblia dice que hay que tratar a los extranjeros.

"Nada de xenofobia, que significa odio al extranjero, ni campañas contra migrantes. Eso no es humano ni es cristiano", concluyó.