04/12/2022
12:01 AM

Más noticias

Un 40% disminuye aprendizaje de matemáticas y 15% español

Educación no ha logrado medir el impacto que la pandemia ha tenido en los niveles de aprendizaje, pero el año pasado aplicaron pruebas a un grupo de alumnos.

Tegucigalpa, Honduras.

El cierre de los centros educativos por la pandemia del covid-19 no solo ha incidido en las deplorables condiciones de las escuelas, también ha causado un impacto en la pérdida de los aprendizajes.

En los dos últimos años, la Secretaría de Educación no ha logrado medir el impacto que la pandemia deja en los estudiantes; sin embargo, un estudio hecho en 2021 por el Observatorio Educativo de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (Upnfm) en escuelas del departamento de Intibucá da una idea de lo grave de la situación a nivel de país.

La evaluación se realizó en marzo y se aplicaron pruebas estandarizadas a una muestra aleatoria representativa de estudiantes de segundo, quinto y octavo grado en Intibucá; los resultados mostraron que hubo una reducción en el aprendizaje de matemáticas y español respecto al desempeño académico de 2017.

El estudio establece que los niños mostraban en matemáticas 40% menos de aprendizaje, respecto a la última evaluación que habían tenido, mientras en español se reflejó una disminución de un 15%.

Mario Alas, coordinador del Observatorio, indicó que es probable que los niveles de pérdida de aprendizaje a nivel nacional sean similares.

“Podemos decir que esos datos de Intibucá nos dan una idea de la situación a nivel de país, puede ser que en las ciudades donde nunca se abrieron las escuelas más bien el efecto sea peor”.

El investigador señaló que a nivel internacional se estima que la reducción del aprendizaje de los alumnos es de un 30%, brindando clases a través de la semipresencialidad.

“El tema es que Honduras es el único país de Centroamérica que el año pasado no reabrió su sistema educativo oficialmente”.

Antes del covid-19 los estudiantes hondureños se encontraban en bajos niveles académicos. De acuerdo al informe PISA-OCDE, en 2018 los estudiantes en lectura estaban aproximadamente a un año y medio por debajo de los estudiantes de Costa Rica y México y a dos años y medio de los estudiantes de Chile.

En matemáticas estaban a un año y medio de Costa Rica y México y a dos años de Chile. En ciencias a un año que los estudiantes de Costa Rica y México y a dos años de los de Chile.

Es de esperar que esa diferencia de niveles de aprendizajes se han ensanchado en los últimos años, pues Costa Rica en 2021 reabrió sus centros educativos.

Competencias

Alas considera que el mayor daño lo están recibiendo los alumnos de último año de educación media, pues aunque salieron con un título, no tienen las competencias necesarias para ingresar al mercado laboral.

“Miles de jóvenes de educación técnico profesional graduamos con un título de bachiller técnico profesional en agronomía, mecánica automotriz, en informática, etc, sin que nunca hayan estado en un laboratorio, en un taller o una práctica; de alguna forma se le ha dañado el futuro a esos jóvenes”, expresó.

Para recuperar el sistema educativo en 2022, los expertos coinciden que es necesario regresar a las clases presenciales o semipresenciales, luego las autoridades de Educación deben dotar de materiales las escuelas e internet gratuito.

Para recuperar la matrícula deben entregar merienda escolar; además a inicios del año se debe realizar una evaluación para medir los niveles de aprendizaje de los estudiantes y con base en eso establecer de dos a cuatro meses la nivelación a los alumnos que no alcanzaron las competencias necesarias, con el fin de que aprendan lo básico, priorizar los contenidos especialmente en matemáticas y español.

El ministro de Educación, Daniel Sponda, indicó que una de las políticas de la secretaría durante los próximos cuatro años será ejecutar el plan de refundación del sistema educativo que representa una estrategia de reducción de la pobreza.