17/05/2024
12:20 AM

Sectores construcción y comidas por ventanilla deben abrirse

Cada hondureño debe cumplir sus propios protocolos para hacerle frente al virus y poder reactivar la economía, buscando evitar el desempleo, crisis y violencia.

San Pedro Sula.

El COVID-19 está afectando ya la economía hondureña, impactando en las empresas, afectando la producción y por ende la cadena de suministros.

El desempleo está aumentando y con ello la crisis, por ello los médicos aseguran que se debe reactivar la economía bajo dos condiciones: que las empresas que quieran sumarse a la apertura inteligente cumplan controles estrictos de bioseguridad y que la ciudadanía se autoproteja teniendo como combinación clave la honestidad y la higiene.

Los médicos están claros y advierten a la ciudadanía que nada será normal porque el virus llegó para quedarse mientras no exista una vacuna.

Además, las reuniones masivas, aglomeraciones y algunas actividades, entre ellas las concentraciones políticas, tendrán que esperar mucho tiempo. Hacen especial énfasis en que el rubro de transporte puede ser la bomba de tiempo para que se genere un caos, sino se cumple un protocolo, pero insisten en que todo partirá de la conciencia de la población para hacerle frente al virus.

El médico intensivista Fernando Valerio explica que las empresas tienen que avanzar en identificar los posibles contagios y eso se puede hacer con una encuesta clínica y epidemiológica.

Los planes de arbitrios requieren actualización inmediata para salvar las mypimes.

Melvin José Ferraro,economista

Preguntarles a los empleados si han estado enfermos ellos o alguien en sus hogares, si han sentido síntomas que ya sabemos cuáles son y a eso sumarle un hemograma de ser necesario y crear un perfil de cada trabajador.

Las campañas de prevención son fundamentales y remarcar en el lavado de manos, el uso de mascarilla y asegurarse que en los ambientes de trabajo el aire no se quede encerrado.

Desde el punto de vista médico, Valerio dice que todos los restaurantes con ventanilla deberían activarse porque la posibilidad de contagio es menor que a través de pasillos como los de los supermercados y mercados, que están obligados a tener un protocolo de bioseguridad; además, de un perfil clínico y epidemiológico de sus empleados.

“Todos los negocios por ventanilla deberían reactivarse porque en este tipo de negocios la posibilidad de transmisión es mucho menor”, asegura el médico.

Foto: La Prensa

Los médicos Óscar Díaz y Fernando Valerio consideran que debe darse una supervisión minuciosa y manifiestan que preocupa el sector transporte.
“Se están aplicando protocolos, pero nadie ha tomado en consideración la contaminación a través de aerosoles y los comercios deben prepararse porque está pasando desapercibida en todos los protocolos de bioseguridad. No es lo mismo estar trabajando en una construcción que en un lugar cerrado”, dijo.

Para el médico, el sector construcción debe reabrirse porque es menos grave que estar en una nave industrial o en un lugar cerrado, donde el aire circula de un lado a otro y es un peligro.
Valeriano recomienda que las empresas deben tener una buena extracción de aire en los edificios, usar mascarillas y guantes y un protocolo de lavado frecuente de manos.

Foto: La Prensa

El intensivista dice que el rubro de transporte es un gran reto, pero se podría minimizar la posibilidad de contagio si se elabora un perfil de cada persona, porque por más autobuses que hayan y se respeten los espacios, si alguien tose puede generar la contaminación y por eso la persona debe usar mascarilla desde que sale de su casa, protector ocular y al mínimo indicio de que se presente contagio debe reportarse a su patrono.

“La honestidad en las personas y la higiene son claves en el combate a la enfermedad”, aseguró.

“Debemos estar conscientes que no regresaremos a la normalidad, será una nueva normalidad porque el virus no se irá hasta que haya una vacuna, si es que la hay, lo importante es la continencia a nivel de cada persona para que el virus deje de existir”, dijo.
Recomendó que reportemos nuestros síntomas al Ministerio de Salud y que cada hondureño sea responsable porque hasta para regalar hay que tener protocolos.

3 claves del covid-19:

1

conocimiento

Es importante que las personas y empresas estén conscientes que si la enfermedad se ataca en las fases virales puede tratarse, por ello hay que monitorear y conocer los síntomas.

2

de interés

Mejorar la detección temprana del COVID-19 en población en riesgo, con el fin de iniciar intervenciones oportunas y apropiadas para disminuir complicaciones.
3

la enfermedad

El periodo de incubación es usualmente de 4 días con un rango intercuartil de 2-7 días y un rango de hasta 14 días. Pero algunos pacientes pueden tener una incubación más prolongada.

Carga financiera

Por su parte, el jefe de la sala de Cuidados Intensivos del IHSS, Óscar Díaz, dice que ningún país del mundo tiene la solución correcta en este tema porque países con una situación económica mejor pueden soportar las medidas de encierro de una manera más expedita, pero en Honduras el sector informal de la economía representa más del 60% de la población económicamente activa. Es gente que vive al día y si no vendió hoy, no comió.

Y ya las empresas no soportan la carga financiera de estar cerradas y eso al final se traduce en desempleos masivos en un país donde ya estaba este problema.

Gracias a Dios no hemos tenido a la fecha los miles de muertos que proyectaban los modelos matemáticos y hasta ahorita de alguna manera el sistema de salud es precario, pero no ha colapsado porque no se nos ha muerto la gente.

“La economía debe reabrirse y no hay forma de evitar eso; entonces, lo que debemos hacer es seguir con disciplina las medidas de bioseguridad, principalmente, el transporte público que es donde puede surgir una bomba de tiempo”, asegura.

A juicio del médico es importante que el transporte público respete las regulaciones para que no se produzca un caos por los contagios.

La apertura de negocios debe iniciar partiendo de las actividades que tengan poca concentración de personas. “El sector construcción genera mucho empleo y actividad económica y los trabajadores no están hacinados; además, no todo el país está en foco rojo como San Pedro Sula, por lo cual se deben reactivar proyectos de infraestructura para que la economía se oxigene”, manifiesta.

Luego está la cadena de suministros para no dejar desabastecido el mercado que tiene que involucrarse ya.

El coronavirus llegó para quedarse y debemos aprender a convivir con él, pero eso dependerá de que cada hondureño tome sus medidas sumadas a los protocolos de bioseguridad de las empresas, indicó el galeno.

Sistemas de ventilaciones son clave

El ingeniero ambiental Jorge Siwady Kattán considera que es importante que las empresas deben tener un sistema de ventilación que cambie constantemente el volumen del aire en sus instalaciones.

El profesional realizó una tesis en la facultad de Ingeniería de Dartmouth College (Nuevo Hampshire), Estados Unidos) de un proyecto para la construcción de un hospital diseñado especialmente para atender a aquellos con enfermedades respiratorias altamente contagiosas.

Este modelo está basado en prevenir el estancamiento de aire y la acumulación de aerosoles contagiosos en habitaciones usando un sistema de ventilación que cambia constantemente el volumen de aire en las instalaciones. “Este diseño fue integrado exitosamente en Haití por Build Health Internacional, una compañía norteamericana dedicada a la construcción y diseño de instalaciones médicas en países en vías de desarrollo.

Este mismo modelo se debe aplicar a cualquier instalación que albergue grandes cantidades de personas por cualquier propósito que quiera estar más cerca de un escenario ideal para disminuir la propagación del virus, como escuelas, supermercados y centros comerciales, entre otros”, dijo. Actualmente trabaja para mejorar el acondicionamiento del hospital Leonardo Martínez.

Foto: La Prensa

El ingeniero trabaja en acondicionar el hospital Leonardo Martínez.