01/12/2022
01:06 AM

Más noticias

Próximo Gobierno de Honduras tendrá que pactar con todos los sectores sociales

Según analistas, las nuevas autoridades deberán estructurar un pacto fiscal y social para enfrentar la crisis.

San Pedro Sula, Honduras

Economistas y analistas políticos coinciden en que el nuevo Gobierno que el 27 de enero del próximo año asuma el poder deberá tomar medidas drásticas para resolver el elevado déficit fiscal, el alto endeudamiento público, el desempleo y la ola de violencia y criminalidad que azota al país.

Ver especial multimedia: Elecciones en Honduras 2013

Hoy, domingo 24 de noviembre, 5.3 millones de electores hondureños están convocados a las novenas elecciones generales para elegir al sucesor del presidente Porfirio Lobo.

Hugo Noé Pino, economista y exministro de Finanzas, asegura que Honduras terminará el año “con un déficit de entre 6 y 8%, que en términos monetarios representará unos 28,000 y hasta 30,000 millones de lempiras”.

“Ese déficit fiscal y el gasto desenfrenado del Estado, eso no puede seguir así porque de otra manera vamos a llegar al fondo del barril”, advierte el economista y diputado del Pinu, Toribio Aguilera.

Se prevé que al cierre del presente año, el saldo de la deuda pública sumará 7,857.2 millones de dólares (4,799.8 millones de dólares en deuda externa y 3,057.4 millones de dólares en deuda interna), equivalente a 41.7% del PIB, de acuerdo con un informe de la Secretaría de Finanzas.

“Esas son las cosas que esperamos hoy, domingo 24 de noviembre, que salga electo un equipo de personas que vayan a trabajar en soluciones de tipo político y a la vez construyan la plataforma para enfrentar la crisis fiscal y económica”, comentó Aguilera.

El congresista considera que después de las elecciones se debe construir un Gobierno serio, transparente, que tenga la confianza y la credibilidad para negociar con los organismos internacionales de crédito y los países cooperantes.

Marlon Lara, diputado liberal, manifestó que el nuevo Gobierno recibirá un país complicado porque Honduras tiene serios compromisos por el endeudamiento interno y externo, lo cual ejerce una fuerte presión sobre las finanzas públicas.

“Necesitamos que el nuevo Gobierno tome medidas drásticas para reducir el tamaño del aparato estatal, volver eficientes las instituciones públicas y ser austeros en el gasto, para darle estabilidad económica al país”, dijo el exalcalde de Puerto Cortés.

“La situación es dramática”

El economista Olban Valladares afirma que en el campo económico la situación del país no es bonancible.

“Las finanzas del Estado están en una situación precaria, se han acumulado deudas que son impagables.

Ya cuando un gobierno fracasa, incumple el pago de salarios y se le acumulan deudas de carácter obligatorio y de demanda inmediata, entonces hay que tener mucho cuidado porque eso quiere decir que el deficit fiscal, o sea la ausencia de recursos en las arcas del Estado, está llegando a situaciones muy dramáticas”.

Valladares indicó que la preocupación es cómo va a enfrentar el nuevo Gobierno esta situación.

“El Gobierno que entra el 27 de enero de 2014, obviamente arrancará con una escasez dramática de fondos”, expuso.

“Es importantísimo entonces, número 1: Que la transición se haga con absoluta transparencia, que el Gobierno saliente tenga el corage y la nobleza de decirle al entrante exactamente cuál es la situación y que el nuevo Gobierno no vaya a cometer el error del presidente Porfirio Lobo al no haber puesto del conocimiento público la realidad de la situación económica que recibió”.

En el campo político, Olban Valladares no cree que en estas elecciones generales haya sorpresas dramáticas, con excepción de las nuevas incursiones en el ajedrez político del país.

“Tengo el presentimiento que los dos partidos tradicionales se van a disputar la Presidencia de la República. En los últimos días, las corrientes se van definiendo y puede ser que sí tengamos algunas sorpresas, que a los que hemos considerado ganadores hasta este momento, puedan sufrir decepciones, y a la inversa, los que estaban perfilándose como segundos o terceros estarán disputándose el primer lugar”, analizó.

Valladares destacó que el incremento en el número de ojos vigilantes que estarán a la hora del conteo y de la elaboración de las actas de cierre, hace que sea muy difícil que ocurra un fraude.

El abogado German Leitzelar, diputado del Pinu, estima que

el nuevo Gobierno deberá tomar en cuenta a los demás sectores de la sociedad y estructurar un pacto fiscal y social, no solo con los partidos políticos, sino también con las fuerzas productivas y representativas de la sociedad civil; de lo contrario, “difícilmente podrá hacer un gobierno adecuado y algo mucho peor: es difícil que pueda, incluso, terminar su período de gobierno.

“De entrada, el ganador de las elecciones debe buscar una profunda integración entre toda la familia hondureña, más con el alto riesgo que tenemos en el sistema de seguridad”, puntualizó el congresista.

Según Leitzelar, la crisis del país se puede complicar si el que gane la elección no considera la búsqueda de soluciones, enmarcado en un compromiso de profunda austeridad sustentando en un pacto social y fiscal.