28/06/2022
01:04 AM

Más noticias

Narcotráfico, clave en reuniones de los fiscales de Honduras y Colombia

Los titulares de ambas entidades abrieron reuniones relacionadas al combate contra el crimen organizado, especialmente por delitos de narcotráfico.

Tegucigalpa, Honduras.

Los fiscales generales de Honduras y Colombia sostendrán una serie de encuentros encaminados a compartir opiniones, búsqueda de mecanismos e ideas relacionadas al combate contra el crimen organizado, especialmente sobre delitos relacionados al narcotráfico.

El Ministerio Público detalló que los encuentros de trabajo entre Óscar Chinchilla, fiscal hondureño, y Francisco Barbosa, su homólogo colombiano, estarán acompañados por los equipos técnicos de esas entidades en cada país.

Las cumbres entre los fiscales comenzaron este martes por la mañana, en Tegucigalpa. El Ministerio Público destaca que Honduras y Colombia “tienen que afrontar retos y desafíos que conllevan las actividades ilícitas relacionadas al tráfico de drogas”.

Colombia, históricamente plagado de actividad delictiva relacionada al narcotráfico, es uno de los países cuya presencia de criminales está estrechamente relacionada con Honduras. Desde el cono sur del continente, narcos transportan droga que hace escala en Honduras y cuyo destino es Estados Unidos.

Las organizaciones delictivas transnacionales han llegado al punto de conectarse entre Honduras y Colombia, al igual que con otros países de la región, para traficar drogas, armas y cometer otros delitos. Las células en Honduras operan en todo el territorio, aunque especialmente en la remota Mosquitia y Colón, zonas selváticas inhóspitas adonde aterrizan aeronaves para descargar y cargar droga, así como reabastecerse de combustible y continuar su travesía hasta otros países como Guatemala, México o Belice.

OBJETIVO

El comunicado del Ministerio Público resalta que ambas entidades buscan afrontar desafíos relacionados a las actividades ilícitas de cárteles de la droga, bandas criminales y delincuentes individuales en ambos países.

La cooperación jurídica e intercambio de información entre ambas fiscalías, exponen, puede facilitar a que el flagelo sea afrontado con mayor certeza en ambos territorios.

Las reuniones en Honduras serán periódicas, a través de distintos canales de comunicación. En ellas compartirán información relacionada y se presentarán informes sobre las actividades recientes. Honduras atraviesa, desde la última década, una crisis por actividad delictiva relacionada al tráfico de drogas. Sumida en una espiral de crimen organizado, ahora sus autoridades buscan luchar contra narcotraficantes, maras y pandillas.

Los fiscales generales se reiterarán, además, en una declaración conjunta, su actuación con estricto respeto al debido proceso y a los derechos humanos conforme a los mandatos constitucionales de cada Estado, así como a los compromisos y obligaciones que han sido suscritos con el objeto de luchar contra el crimen organizado trasnacional.

En suma, ambos ministerios públicos se comprometieron a plasmar sus esfuerzos e ir adelante con acciones coordinadas e incluso con operaciones binacionales contra el narcotráfico, el lavado de activos e ilícitos conexos, dado que la naturaleza y auge de este tipo de delitos sobrepasa fronteras y sus efectos aquejan a ambos países.