Tegucigalpa. El presidente Porfirio Lobo dijo ayer que “sería muy doloroso” volver a la década de los 60, época de varios enfrentamientos entre Honduras y El Salvador.

El mandatario reaccionó en estos términos al confirmarse que el vecino país adquirirá una flota de 12 aviones de combate A-37 en medio de la controversia generada por la isla Conejo, que pertenece a Honduras.

“Ahí está la compra de aviones, lo que yo les digo es que no hay ninguna razón y hemos pedido a la Cancillería que no haga ningún comunicado oficial porque esto no tiene ningún fundamento; y sabe qué me preocupa, que en esto hay gente que no tiene escrúpulos”.

“Nosotros vivimos lo que pasó en 1969 en la guerra de Honduras y El Salvador, tardó muchos años que volviésemos a vernos como debemos vernos, que es como hermanos, entonces levantar estos temas significa a la larga querer retroceder en lo que hemos avanzado”, dijo.

“Somos pueblos hermanos, no tiene sentido, yo no tengo otra manera de verlo, uno era la compra de aviones, que ahora lo vemos, por cierto muy buen precio... Son temas que le corresponde a ellos. Sería muy doloroso que volvamos a lo que vivimos en el 69, persecución contra familias y ese odio entre hermanos, eso no tiene sentido”, indicó.