19/02/2024
06:59 PM

El 49% de los hogares padecen de inseguridad alimentaria

El informe de la FAO establece que hay 5.1 millones de hondureños que no pueden acceder a una dieta saludable y 15.3% no alcanza a consumir las calorías necesarias.

Tegucigalpa

La llegada del covid-19, la reducción del crecimiento económico que agudizó la pobreza, así como la falta de educación nutricional y alimentaria hicieron que los hondureños tengan menos acceso a la alimentación saludable, lo que incrementó la inseguridad alimentaria, revela un informe presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y otras organizaciones.

El documento “Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2022”, que fue presentado ayer en Chile, establece indicadores como el costo para acceder a una dieta saludable, la inseguridad alimentaria y la malnutrición para los países de la región.

Para Honduras, el informe establece que el costo para una persona de tener una dieta saludable es de $3.48 por día (unos L85); sin embargo, debido a la situación económica, cerca de 5.1 millones de hondureños no lo pueden pagar.

Datos

- 19% De los menores de cinco años en el país padecen de desnutrición crónica; es decir, uno de cada cinco son afectados a nivel nacional.

- 61.4% De las mujeres en Honduras que están en edad fértil sufren de sobrepeso y obesidad o algún tipo de malnutrición, revela el informe de la FAO.

Respecto a la inseguridad alimentaria, el informe establece que en el país en el 49.9% de los hogares hondureños al menos una persona ha restringido su alimentación en término de calidad o cantidad, ya sea una vez, un día o días consecutivos, explicó Fátima Espinal, representante de FAO en Honduras, a La PRENSA.Hay un 17.9% que se encuentra en inseguridad alimentaria severa, detalla el informe.

Otro de los indicadores que mide el documento es la subalimentación, muchas veces provocada por los hábitos alimenticios.Los datos revelan que un 15.3% de la población no alcanza a consumir la cantidad necesaria de kilocalorías por día para tener una vida plena y saludable.

“Normalmente, un adulto debería andar por un consumo de unas 2,600 kilocarías por día, pero lo que nos está diciendo es que 15.3% de la población no alcanza ese requerimiento diario que necesita para el funcionamiento básico o desempeño cotidiano”, dijo la representante.

Ante las alarmantes cifras, la FAO recomienda fortalecer los programas integrales de protección social, enfocados para los más vulnerables, así como garantizar la alimentación escolar.

“Hay que trabajar y proteger a la niñez, que es nuestro futuro, y garantizar una alimentación saludable. Ellos están en la escuela todo el día, entonces los programas de alimentación escolar son una herramienta sumamente poderosa”.

Lestter Mejía, especialista en seguridad alimentaria y nutricional de Visión Mundial en Honduras, manifestó que una de las causas de la inseguridad alimentaria es la reducción de la producción agrícola debido a factores externos como el alto costo de los insumos, entre otros, por lo que es necesario fortalecer y apoyar al sector productivo del país para incrementar las cosechas.

Además, implementar desde los centros educativos programas de educación nutricional y alimentaria para que los hondureños conozcan y mejoren los hábitos alimenticios y cómo estos benefician al organismo.

PMA reforzará alimentación de los niños hondureños

Tegucigalpa. El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas junto con la fundación Rockefeller ayudarán a millones de niños vulnerables a tener un mejor acceso a la alimentación nutritiva, esto en Honduras y otros países.

La fundación destinará 10.7 millones de dólares (263.9 millones de lempiras) para reforzar la alimentación infantil a través de programas escolares en Benín, Ghana, India y Honduras.

Este programa se centra en la inclusión de alimentos enriquecidos en las comidas escolares. También se promoverá la producción local de comidas, beneficiando a los pequeños agricultores. Esperan que este proyecto llegue a más de un millón de estudiantes.

Más de un millón de alumnos serán favorecidos.