04/12/2022
04:28 AM

Más noticias

Hasta el lunes se conocerá resolución en caso de catedrático

Héctor García, acusado de falsificación de documentos, se presentó hoy en audiencia. Le atribuyen manoseo de 525 calificaciones.

San Pedro Sula, Honduras.

Pese a que desde tempranas horas, el catedrático Héctor Adolfo García López permaneció en los juzgados sampedranos brindando su declaración, su resolución no pudo concretarse y el juez consideró que será hasta el lunes a las 10:00 am que dictará el fallo.

Un grupo de compañeros de trabajo, amigos y familiares del catedrático universitario de la Unah-Vs llegaron este sábado a los juzgados a apoyar al profesor acusado de adulterar calificaciones.

El catedrático compareció en la audiencia inicial ante un juez de jurisdicción nacional porque enfrenta un proceso por los delitos de falsificación de documentos públicos y daños a las redes o datos informáticos de la Unah.

Para identificar a la persona que ingresaba al sistema de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) para adulterar calificaciones, las autoridades de la alma máter colocaron cámaras en los centros regionales.

Fuentes del Ministerio Público (MP) encargadas de las investigaciones revelaron que en la Ciudad Universitaria, en Tegucigalpa, se detectó que estaban ingresando al sistema de calificaciones.

En la lista de sospechosos figuraban 33 docentes universitarios que hacían movimientos irregulares, por lo que se instalaron varias cámaras en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs) y Centro Universitario del Litoral Atlántico (Curla). En la Unah-vs se detectó, por medio de los videos, que el docente de la carrera de Informática Administrativa, Héctor Alfonso García López, quien tenía tres años de laborar en la Unah-vs, era quien ingresaba al sistema a modificar las notas de los estudiantes.

La denuncia puesta en el MP en Tegucigalpa se trasladó a la oficina regional de San Pedro Sula, cuyos fiscales asignados a la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) coordinaron el arresto de García López una vez recopiladas todas las pruebas que lo vincularon con el delito.

Las investigaciones de la Fiscalía contra la Corrupción revelaron que las calificaciones de 525 estudiantes fueron adulteradas, por lo que se acusó a García López de falsificación de documentos públicos y daños a las redes informáticas de la universidad.

La falsificación de documentos públicos es un delito que se castiga con tres a nueve años de prisión; es decir que, si se aplica la pena intermedia -que serían cinco años-, es conmutable; pero, como son 525 delitos, si fuera declarado culpable, pasaría 2,625 años en reclusión, según la ley, aunque sea una sentencia imposible de cumplir. Para hoy a las 9:00 am se tiene prevista la audiencia inicial contra el imputado, en la que la Fiscalía presentará el video que muestra cómo el catedrático ingresaba al sistema de calificaciones y adulteraba las notas.

El organismo acusador del Estado presentará testigos y pedirá que se le dicte el auto de prisión y siga preso.

Por la acusación de daños a la redes informáticas de la universidad, la Unah hará una auditoría con el MP para cuantificar y establecer los daños.

Las investigaciones aún no concluyen porque buscan establecer si hay más involucrados o existió alguna remuneración para el docente.